Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda de un edil asesinado por ETA confirma otro pago anotado por Bárcenas

Los papeles del extesorero recogen la donación a la familia de Francisco Cano, al que mató ETA

La cantidad fue de 18.000 euros

La viuda de un edil asesinado por ETA confirma otro pago anotado por Bárcenas Ampliar foto

El Partido Popular pagó 18.000 euros a la familia de Francisco Cano, concejal en el Ayuntamiento de Viladecavalls (Barcelona), asesinado por la banda terrorista ETA en el año 2000. Así consta en los papeles contables del extesorero del PP, Luis Bárcenas, cuya veracidad ha cuestionado estos últimos días ese partido. Y así lo ha confirmado a este diario la viuda del regidor, Encarna Oviedo.

El pago se hizo pocos meses después del asesinato del concejal, en concepto de ayuda económica para que la viuda y sus dos hijas adolescentes pudieran salir adelante después de quedarse sin el sustento principal, que provenía de los ingresos de la víctima.

Francisco Cano Consuegra, de 45 años, fue asesinado por ETA la mañana del 14 de diciembre de 2000 en Terrassa, ciudad colindante a Viladecavalls, cuando se dirigía a su trabajo. Durante el trayecto, la furgoneta del concejal saltó por los aires debido a una bomba de cinco kilos de explosivo que los terroristas habían adosado a los bajos del vehículo. Cano tenía un taller de fontanería y electricidad en el barrio de can Boada de Terrassa y alternaba su actividad profesional con el cargo de concejal del PP en Viladecavalls. Era el único edil popular en el Ayuntamiento de ese pequeño municipio, situado a unos 40 kilómetros de Barcelona.

Me dijeron que se harían cargo de mis deudas”

Las muestras de apoyo a la familia llegaron rápidamente. También llegaron los responsables del partido. El mismo día del atentado se personaron en la ciudad el entonces secretario general del PP, Javier Arenas, así como los exministros de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, y de Interior, Jaime Mayor Oreja. La viuda de Francisco Cano recuerda haber recibido la visita de Arenas y de otros dirigentes del PP —entre ellos Ana Mato, entonces coordinadora de participación y acción sectorial—, aunque asegura que fue para trasladarle el pésame. Con ellos, recuerda, no habló de la compensación económica.

El acuerdo monetario, rememora Oviedo, se realizó en una reunión en su domicilio de Viladecavalls, donde continúa viviendo, poco tiempo después del atentado. En ella estaban presentes responsables del PP de Barcelona, que en ese momento capitaneaba Alberto Fernández Díaz, hermano del actual ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

No obstante, Oviedo asegura que, debido al paso del tiempo y al estado de angustia en que se encontraba por la cercanía de la tragedia, no recuerda ninguno de los nombres de los asistentes al encuentro, pero sí confirma que le ofrecieron apoyo financiero. “Me preguntaron las deudas que tenía y me comentaron que me dejarían arreglada, que se harían cargo de las deudas e incluso que me pagarían los estudios de mis hijas”, relata. Oviedo, ama de casa, tenía a su cargo dos hijas, que entonces contaban 19 y 13 años. La viuda asegura que explicó a los responsables del partido los pagos que tenía pendientes, pero apunta que nunca pidió una cifra concreta, sino que el importe de 18.000 euros lo decidió el partido.

Me aseguraron que ellos se encargaban de declararlo todo”

Oviedo recuerda vagamente que el pago se hizo “más bien a principios de 2001”. En los papeles de Bárcenas está registrado el abono de los 18.000 euros en julio de aquel año. La viuda afirma que ese fue el único pago que recibió del PP, ya que no solicitó ayudas adicionales para pagar los estudios de sus hijas. Lo que sí cobró fue la ayuda que da el Estado a las víctimas de ETA.

Sobre la forma de pago, Oviedo no concreta mucho. Pero sí niega que recibiera el dinero en un sobre o que fueran pagos en negro. “Me aseguraron que ellos se encargaban de declararlo todo”, apostilla.

Varias fuentes de la dirección del PP en Cataluña confirmaron este miércoles que “el partido se movilizaba en ayudar a las víctimas de ETA”. No obstante, debido al paso del tiempo, aseguran que no recuerdan el detalle del importe que se pagó en el caso de Viladecavalls ni tampoco el nombre de las personas que participaron en el contacto con la familia.

Más información