Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bárcenas niega la existencia de cuentas ocultas en el PP y que él las llevase

Jorge Trías se ratifica en que conocía la existencia de sobresueldos a algunos dirigentes

El exdiputado Trías, tras declarar en Anticorrupción: “He cumplido con mi deber”

El extesorero también niega la autoría de los apuntes contables y los donativos de empresas

El exdiputado del PP Jorge Trías Saigner y el extesorero de ese mismo partido Luis Bárcenas, reiteraron ante Antonio Romeral, el fiscal que dirige las diligencias informativas sobre la supuesta contabilidad B del PP abiertas en Anticorrupción, las versiones que han mantenido públicamente. El primero, que permaneció alrededor de una hora en la sede de la fiscalía, confirmó que conocía esos sobresueldos abonados por el partido a algunos de sus dirigentes, según fuentes fiscales. Bárcenas, por su parte, negó que existieran unas cuentas ocultas del PP y que él, como tesorero, las hubiera llevado. El exsenador popular también rechazó la autoría de los apuntes contables en los que se reflejaban esos supuestos sobresueldos a altos cargos del partido, así como presuntos donativos de empresas a la formación entre los años 1990 y 2008.

Tras casi tres horas de declaración ante la Fiscalía Anticorrupción, el extesorero del PP Luis Bárcenas, el supuesto autor del manuscrito, cuya grafía han autentificado varios expertos y que él niega, salió sin hacer declaraciones a los medios, pero abucheado por una decena de curiosos. Iba acompañado de su abogado, Alfonso Trallero, y ambos se han marchado en un taxi. A su llegada, horas antes, ya había sido recibido al grito de "sinvergüenza" y "ladrón" y le ha espetado: "Devuelve el dinero". Otro espontáneo le gritó también: "¿Dónde está mi sobre?".

Su declaración, según han explicado en Anticorrupción, la ha prestado como imputado y con la asistencia de su abogado. Ha respondido a todas las preguntas formuladas por el Ministerio Público.

La Fiscalía Anticorrupción ha arrancado así el interrogatorio a los principales implicados en la supuesta contabilidad secreta del PP, que habría quedado reflejada en un manuscrito en el que, entre 1990 y 2008 se anotaron los pagos periódicos a dirigentes populares. El primero en declarar ante los fiscales del caso ha sido el exdiputado popular Jorge Trías Sagnier, que confirmó, en un artículo y una entrevista en EL PAÍS, la existencia de sobresueldos opacos. Trías, que ha declarado durante cerca de una hora como testigo, según Anticorrupción, ha salido por una puerta lateral. Allí ha declarado a Tele 5: "He cumplido con mi deber".

Mañana está previsto que declare, a las diez, el antecesor de Bárcenas, Álvaro Lapuerta, de 85 años, el histórico responsable de las finanzas del PP. Lapuerta también ha negado los pagos a la cúpula popular.

Todos esos testimonios, junto con el libro contable de Bárcenas, serán cruzados con dos bases de datos oficiales: los datos dados por el PP a Hacienda y al Tribunal de Cuentas desde 2000 y hasta de años anteriores. La investigación busca fijar si puede abrir una causa antes de Semana Santa.

La fiscalía ya prevé que tanto Trías como Bárcenas y Lapuerta se ratifiquen en sus posiciones. El primero, para confirmar que conoció esos papeles de Bárcenas con los ingresos y pagos. Y los dos segundos, para negarlo. Por eso, la fiscalía realiza ya preparativos, tras recibir la autorización de la Fiscalía General del Estado, para citar y tomar declaración a la quincena de empresarios que figuran en los apuntes contables manuscritos atribuidos a Bárcenas —aunque muchos de ellos han negado los hechos y tres (Alfonso García Pozuelo, Pablo Crespo y Sedesa) están ya imputados en distintas ramas del caso Gürtel—.

En el listado de Bárcenas se detallan donativos superiores a cinco millones de euros entre los años 1990 y 2008. La mayoría de esas aportaciones, de empresas constructoras, superarían los límites legales en aquel periodo. Las empresas mencionadas han negado esos ingresos. La fiscalía se prepara para dar ese paso tras reclamar toda la documentación solicitada ya a la Agencia Tributaria, dependiente del Ministerio de Hacienda, y al Tribunal de Cuentas sobre la contabilidad del PP.

Tras conocer las últimas informaciones sobre los papeles de Bárcenas publicadas en EL PAÍS, el objetivo de la fiscalía es abrir una causa específica en la Audiencia Nacional, distinta a la existente sobre la presunta financiación del PP que ya se sigue desde hace años en Gürtel. Sobre todo para agilizar los trámites. La meta sería resolver todas las pesquisas previas antes de esta próxima Semana Santa, para determinar si se abre o se archiva esa causa.

Pero, por ahora, en las diligencias informativas abiertas por la Fiscalía Anticorrupción el 24 de enero, el planteamiento es más simple: existe un listado de empresarios que figuran en los manuscritos de Bárcenas y que aportan sumas que nunca podrían ser declaradas oficialmente porque, en su mayoría, superaban el tope que un donante podía permitirse y, por otro lado, no podían realizar tales entregas, ya que tenían contratos públicos con la Administración, y la ley de financiación de partidos prohíbe ese supuesto.

La presunta conducta ilegal en la que se quiere concentrar la fiscalía con estas pesquisas es en si hubo donaciones de las empresas a cambio de contratos públicos, porque abriría otro abanico penal: con presuntos delitos de cohecho, prevaricación y malversación y tráfico de influencias. Aunque la investigación, impulsada por el fiscal del Estado, Eduardo Torres Dulce, y el fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, también aprovechará para constatar si hubo vulneración de la ley de partidos o un supuesto delito fiscal por pagos en B, presumiblemente ya prescrito.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información