Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno saca pecho en defensa de la reforma laboral

Rajoy está dispuesto a un pacto con el PSOE, aunque recela de sus intenciones

Para Mariano Rajoy, “la reforma laboral está funcionando muy bien”, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, está “muy moderadamente satisfecha” de sus resultados. Ellos dos y el titular de Economía, Luis de Guindos, han sacado pecho esta mañana en el Congreso por los resultados de la modificación legislativa de mayor impacto del actual Gobierno, que provocó dos huelgas generales el año pasado. Lo han hecho menos de una semana después de que la EPA rozara los seis millones de desempleados, con un porcentaje tremendo del 26% de parados.

El propio Rajoy ha admitido en el pleno que esa es “una cifra ciertamente dramática contra la que tenemos que pelear” y advirtió de que este también será un mal año.

Esas manifestaciones del Gobierno llegan en el momento en que principal partido de la oposición le ha hecho llegar su interés en alcanzar un pacto casi de emergencia para hacer frente a esas cifras de desempleo. Para el PSOE, la reforma laboral es casus belli, y su desarrollo o profundización impediría cualquier acuerdo. De hecho, el líder del PSOE le ha dicho a Rajoy: “Su reforma laboral está haciendo estragos. Entre otros, hemos acabado el año con dos millones de trabajadores sin la protección de los convenios colectivos. Ya sé que algunos de ustedes lo llaman flexibilidad; yo lo llamo explotación”.

Luego el presidente del Gobierno ha descalificado las intenciones del principal partido de la oposición al promover ese acuerdo, pero de forma casi protocolaria mostró su disposición a buscar un pacto.

“Sobre los acuerdos, yo siempre estoy dispuesto, pero siempre que he presentado aquí reformas estructurales importantes me he llevado una respuesta que es el no total y absoluto del PSOE. Si quieren rectificar y llegar a entendimientos, a su disposición estoy”, ha dicho Rajoy.

En todo caso, Alfredo Pérez Rubalcaba le ha reiterado la oferta de pacto en una intervención que pretendía combinar la dureza con la mano tendida, como muestra de una nueva estrategia que ha decidido impulsar en las últimas semanas.

“Es un acuerdo difícil, pero yo me apresuro a decirle que creo que hay ámbitos en los que podemos convenir. Por ejemplo, le hemos dado 40.000 millones de euros a la banca. Usted dijo que 40.000 millones era una cantidad asumible por nuestra deuda, y yo le pido que cree un fondo de 20.000 millones [exactamente la mitad del de la banca], para atender a las necesidades de crédito de las pequeñas y medianas empresas, de los emprendedores, de los autónomos”, le ha dicho Rubalcaba como muestra de una propuesta concreta para ese pacto por el empleo.

El presidente del Gobierno ha anunciado “un paquete para estimular la economía, así como una estrategia de emprendimiento y empleo joven con el objetivo de reducir el desempleo juvenil”. Fuentes del Ejecutivo aseguran que esas propuestas podrían ser formuladas y concretadas en el debate sobre el estado de la nación del 20 y 21 de febrero.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información