Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU rechaza la demanda de 116 víctimas de Spanair contra Boeing

Los jueces norteamericanos emplazan a los abogados de los afectados a acudir a sus colegas españoles en sus demandas para que la compañía Boeing responda de la tragedia

Restos de la aeronave de Spanair siniestrada en 2008.
Restos de la aeronave de Spanair siniestrada en 2008.

Un tribunal de apelación de Pasadena (California, EE UU)) ha rechazado las demandas interpuestas contra la compañía Boeing por los abogados de los familiares de 116 víctimas del accidente de un avión de Spanair en el aeropuerto de Barajas (Madrid), ocurrido el 20 de agosto de 2008 y en el que perecieron 154 personas y otras 18 resultaron heridas. Tras el sinistro, una vorágine de abogados, muchos de ellos vinculados a despachos norteamericanos, se ofreció a los familiares de los fallecidos para pleitear en Estados Unidos por el accidente contra Boeing, fabricante del avión. En algunos casos, los abogados incluso ofrecieron dinero a familiares de las víctimas a cambio de llevarles ellos el pleito y de quedarse con hasta un tercio de la futura indemnización que obtuvieran.

Las demandas presentadas por los abogados de estas 116 familias ante distintos magistrados  norteamericanos acabaron acumuladas ante el juez Gary A. Fees, de un juzgado de distrito de California. Y ello a pesar de que un juzgado de instrucción de Madrid, el número 11, se había hecho cargo de la investigación del trágico accidente. Pero algunos de estos abogados convencieron a las víctimas de que era mejor dirimir el asunto en EE UU. Entre otra cosas, argumentaron el temor de que Boieng obviara comparecer en la causa penal de Madrid. E incluso mostraron reticencias sobre la eficacia de la justicia española en asuntos de esta envergadura. Los mismos argumentos que han expuesto ante los jueces de EE UU para disuadirles de que el pleito debía resolverse en ese país. No han tenido éxito.

El juez Fees rechazó las demandas contra Boeing y emplazó a los abogados a que pleiteen en España, que es donde se produjo el accidente y a cuyos jueces corresponde entender del asunto. Frente a la decisión de Fees, los abogados recurrieron ante la Corte de Apelación del 9º Circuito de Pasadena (California), que hace tan solo unas horas ha hecho pública su resolución, en la que ratifica lo dicho por Fees y, además, corrobora que es España el país en el que deben dirimirse las oportunas responsabilidades. El tribunal subraya que Boeing se comprometió desde el principio y por escrito a aportar a la justicia española la documentación que le fuera requerida, a ser parte en el pleito si es demandada y a respetar cualquier decisión judicial que dimane de sus órganos judiciales, por lo que insta a estas 116 víctimas a emprender las acciones judiciales oportunas en España. Esta sentencia frustra, pues, las expectativas que algunos despachos de abogados americanos crearon a las víctimas en los días siguientes a la tragedia.

En España, la situación judicial del accidente de Spanair es la siguiente. La Audiencia Provincial de Madrid archivó el pasado mes de septiembre la causa penal al entender que los dos imputados que había en la causa (los mecánicos que atendieron al avión antes de que este se estrellase) no eran responsables de los 154 homicidios por imprudencia y 18 de lesiones que les atribuía el juez instructor, Javier Pérez, del Juzgado de Instrucción 11 de Madrid. El tribunal español señaló que la causa del siniestro había sido básicamente el olvido de los pilotos de desplegar los flaps y los slats (los alerones que hay en las alas y que ayudan a un avión a elevarse) durante el despegue. La Audiencia emplazó a las víctimas a acudir a la jurisdicción civil y dirimir allí las oportunas responsabilidades civiles de la tragedia. En este momento, y tras el archivo de la causa penal, la situación es un poco caótica, puesto que hay un juzgado mercantil de Barcelona que tramita el concurso de acreedores presentado por la compañía Spanair, y, en principio, es ahí donde hay que presentar las demandas. Pero ya hay otros juzgados fuera de Barcelona que han aceptado demandas y lo probable es que finalmente todas se acumulen en un único juzgado. Si la demanda va contra Spanair, el juzgado competente en este momento es el de Barcelona que tramita la quiebra de la compañia.