Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP trabaja para impulsar un Partido Popular Iberoamericano

La Secretaría de Relaciones Internacionales teje contactos con formaciones "hermanas"

Cospedal cree necesario impulsar una organización que frente la "fragmentación" en esa región

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ayer en un mitin. Ampliar foto
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ayer en un mitin. EFE

El PP trabaja para crear una organización conservadora a semejanza del Partido Popular Europeo en Iberoamérica. El objetivo consiste en poner en marcha una formación que frene la “fragmentación” del centro-derecha en algunos de esos países y lanzar un “foro de encuentro” para afianzar sus posturas políticas e ideológicas y hacer frente “al populismo y la anti-política”.

A falta de concretar una hoja de ruta para este proceso, la secretaria general de los populares, Dolores de Cospedal, señaló ayer en un acto de FAES, la fundación que preside José María Aznar, que “el reto” de los partidos conservadores en Estados Unidos y América Latina es tener una estructura y una organización global. “El PP”, explicó la número dos del partido, “tiene buenas relaciones con partidos hermanos de Iberoamérica, del norte, centro y sur” del continente, “y de Portugal, pero no una gran organización con la fuerza del PPE”.

En este contexto, para Cospedal, el camino a seguir tiene que llevar a la fundación de un partido iberoamericano y americano “que permita tener una organización política global de centro-derecha a los dos lados del Atlántico”.

Fuentes populares insisten en que esta organización debería servir para transmitir "valores" conservadores y contrarrestar "el creciente populismo" y el sentimiento de rechazo a la política en esos países. Una formación única, por otro lado, contribuiría, en su opinión, a solucionar "el problema de la fragmentación de los partidos de centro-derecha de América Latina", que les impide convertirse en una “auténtica alternativa de poder” ante sus ciudadanos. La propia Cospedal lo expresa así: “Es responsabilidad del centro-derecha político iberoamericano, como en su momento hicimos en España, dejar a un lado las diferencias para construir grandes alternativas”.

José Ramón García Hernández, secretario de Relaciones Internacionales del PP, es el encargado de tejer contactos con esas formaciones que, desde el Partido Republicano en Estados Unidos hasta Renovación Nacional, del presidente chileno Sebastián Piñera, que desde Génova consideran "hermanas". El modelo de organización, explica dirigente popular, seguiría el del PP Europeo, fundado en 1976 y que cuenta con 73 partidos de unos 40 países. Así, la estructura se vertebraría en torno a grupos de trabajo similares; política común, política social y económica, organización de campañas…

En este sentido, desde la dirección nacional insisten en subrayar su compromiso con un Partido Popular Europeo “fuerte” que, además, “es el más importante de la UE en número de afiliados”. Y, mientras queda por ver cuáles serán todos las formaciones que integren la organización iberoamericana, Cospedal destacó en su intervención de ayer las “relaciones bilaterales” con otros partidos como “la CDU alemana, los partidos italianos de democracia cristiana y centro-derecha, los partidos socialdemócratas suecos”, los franceses de la UMP o, en Reino Unido, con los conservadores. Fuera de Europa, puso en valor las relaciones con ese tipo de formación en Marruecos y Argelia, así como los republicanos y los demócratas en EE UU.