Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exgerente popular mandó un fax con los pagos ilegales

Antonio López mandó las facturas de gastos de los populares a distintos grupos hoteleros para que fueran abonadas a la agencia de publicidad Over MC, de Daniel Mercado

El expresidente de Baleares Jaume Matas, en un acto del Partido Popular en 2003. Ampliar foto
El expresidente de Baleares Jaume Matas, en un acto del Partido Popular en 2003.

El dinero pagado por grupos turísticos implantados en Baleares llegaba directamente a una persona de entera confianza del expresidente balear Jaume Matas. Se trata del entonces gerente del PP, Antonio López, al que colocó después de gerente del Instituto Balear de la Naturaleza y posteriormente al frente de la gestión económica del centro de investigación Cimera-Caubet.

López tenía un negocio privado y desde el fax de su empresa, electrodomésticos Diel, con sede en el municipio de Inca, mandó las facturas de gastos del PP a los distintos grupos hoteleros para que fueran abonadas a la agencia de publicidad Over MC, de Daniel Mercado, según la investigación hecha por la Guardia Civil que consta en el sumario del caso.

Todo está acreditado y analizado en los miles de folios de facturas, expedientes, anotaciones privadas e informes de la Agencia Tributaria.

Cuando la Guardia Civil preguntó a López por esos documentos, que supuestamente prueban que el PP se financiaba ilegalmente a través de grupos hoteleros, el exgerente del partido declaró: “Entiendo que esos documentos me los entregó alguien para que yo los mandara. No recuerdo el nombre de la persona que me lo dijo, imagino que se me hizo tarde en la sede del partido y por eso los envié desde mi casa. Estoy seguro de que los datos que figuran en esos documentos me los facilitó alguna persona que debía estar relacionada con la campaña del Partido Popular. Desconozco este embrollo ni su finalidad, esto debería explicarlo la persona que montó este procedimiento”.

Imputado

Antonio López está imputado en esta causa de financiación ilegal del PP y en la pieza matriz del caso Palma Arena de supuesto enriquecimiento de Jaume Matas.

En esa causa consta que Antonio López abonó con 80 billetes de 500 euros seis televisores de la polémica vivienda del expresidente balear en el centro de Palma de Mallorca.

López y su esposa se hicieron, dijo, con los restos de los fondos de Eléctrica Matas, que liquidó el expresidente con su cuñado, Fernando Areal, también situado en la gerencia y tesorería del PP. Areal y su esposa, Encarnación Padilla, directora general en el Gobierno de Matas, también están imputados por esta y otras causas de supuesta corrupción