Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE negocian ya un pacto para reformar la Administración

Cobo y Zarrías constatan sus diferencias y acuerdan reunirse la próxima semana

PP y PSOE negocian ya un pacto para reformar la Administración Ampliar foto

PP y PSOE han iniciado esta semana los contactos formales para intentar buscar un pacto de Estado sobre la Administración, especialmente la municipal, y reducir así gastos y duplicidades en la gestión de las competencias.

El pasado martes se reunieron los responsables de política municipal de ambos partidos, Manuel Cobo (PP) y Gaspar Zarrías (PSOE), por primera vez desde antes del verano. Ese primer encuentro tendrá continuidad la próxima semana y se intensificará porque el Gobierno tiene especial interés en cerrar el pacto antes de final de año. Su propuesta supondría, según sus previsiones, un ahorro de 3.500 millones de euros.

El Ejecutivo y el PP sostienen que sería muy difícil aplicar esa reforma sin consenso entre, al menos, los dos partidos que gobiernan más Ayuntamientos y entidades locales como diputaciones y mancomunidades.

Los representantes de ambos partidos se limitaron a exponer en esa primera reunión sus posiciones y a constatar que están muy lejos de un acuerdo. El Gobierno ya aprobó un anteproyecto de reforma de la Ley de Haciendas Locales que sirve de base para la propuesta de acuerdo. Ese texto incluye la reducción de Ayuntamientos, la limitación del número de concejales en grandes corporaciones locales, la regulación del sueldo, la cesión de competencias municipales a las diputaciones y, especialmente, en la eliminación de duplicidades con las Administraciones autonómica y estatal.

Se pretende reducir gastos y duplicidades en la gestión de las competencias

Como explicó la pasada semana la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría del Gobierno, el actual modelo de Estado es insostenible y sobre esa idea trabaja el Ejecutivo. En paralelo anunció la creación de comisiones que estudien de qué organismos de la Administración se puede prescindir.

El PP sostiene, y así se lo expuso Cobo a Zarrías, que hay competencias, como los servicios sociales, que en este momento están en manos de hasta cuatro Administraciones distintas, lo que encarece y dificulta su prestación.

El PSOE, por el contrario, presentó el pasado mes de agosto su propuesta en la que rechaza la supresión de Ayuntamientos y que modifica la Ley de Bases de Régimen Local. Según explicó el socialista al representante del PP, la propuesta del Gobierno de nueva Ley de Haciendas Locales se limita a cambiar 15 artículos y a trasladar la ley de estabilidad presupuestaria que, en la práctica, ya es aplicable a todas las Administraciones, incluidas las municipales.

Antes del verano hubo ya contactos informales entre el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y los dirigentes del PP Javier Arenas y Manuel Cobo con el socialista Gaspar Zarrías. Los contactos se interrumpieron por las elecciones gallegas y vascas del pasado 21 de octubre y ahora se han retomado a pesar de la proximidad de las catalanas.

En paralelo, el PP intenta apagar otro incendio en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) donde, pese a tener mayoría amplia, hay un rechazo notable al proyecto del Gobierno.

Los Ayuntamientos, incluidos los gobernados por los populares, rechazan la reducción de municipios y la nueva regulación de sus competencias, especialmente la posibilidad de privatizar servicios esenciales.