PSOE y PSC ven irrelevante la discrepancia sobre el derecho a decidir

Rubalcaba y Navarro subrayan su objetivo común: una España federal El líder de los socialistas catalanes tacha de "vulgares matones" a Mas y Rajoy

Pere Navarro, líder del PSC, abraza al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, antes de su intervención.
Pere Navarro, líder del PSC, abraza al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, antes de su intervención. BERNARDO PÉREZ

Los máximos líderes del PSOE —Alfredo Pérez Rubalcaba— y de su partido hermano en Cataluña, el PSC —Pere Navarro— han admitido hoy públicamente que discrepan sobre el "derecho a decidir del pueblo catalán": el PSC hará bandera de su defensa en la campaña que se avecina, el PSOE no lo comparte. Y, al mismo tiempo, han asegurado que eso es solo un detalle, una diferencia menor que no afecta en nada a la relación de los dos partidos. Navarro incluso ha ironizado al mencionar que uno es seguidor del Barça y el otro del Real Madrid: "Ahí sí que tenemos diferencias irreconciliables".

El "derecho a decidir" es el concepto que se esgrime para pedir un referéndum de autodeterminación o independencia en Cataluña. El PSC quiere que se reconozca la posibilidad de celebrarlo, aunque solo si es "legal" (a día de hoy no lo es), si nace de un pacto con el Gobierno del PP (que se opone frontalmente) y aunque luego los socialistas catalanes votarían "rotundamente no a la independencia" si se celebrase.

Más información
El PSC guardó un deliberado silencio en la Ejecutiva del PSOE
Permanencia o superación del actual Estado de las autonomías
La dirección del PSOE aparca la fractura y rechaza pedir dimisiones
Rubalcaba se ratifica: “Me siento unánimemente apoyado”

Rubalcaba y Navarro han coincidido en una conferencia del segundo —presentada por el primero— que organizaba Nueva Economía Fórum en Madrid. Un acto al que han asistido numerosos dirigentes del PSOE y del PSC (incluida Carme Chacón) y en el que ambos se han lanzado flores sin parar: el secretario general del PSOE ha dicho que Navarro es, "en estos tiempos turbulentos, un hombre clave en la política catalana y española", que se siente "catalán y español" y que es el único que puede garantizar "la convivencia" en Cataluña. El primer secretario del PSC ha afirmado que se siente "arropado" por los socialistas del resto de España y no le preocupan "en absoluto" las "tormentas" ni las "tempestades" en torno al primer partido de la oposición. Ambos han certificado que no se plantean romper sus lazos por mucho que el derecho a decidir los separe. "El PSC busca un horizonte federal para nuestro Estado autonómico, que el PSOE comparte", ha señalado Rubalcaba ("constitucionalmente federal", ha precisado en un momento dado"); "No veo que PSOE y PSC estén separados ni vayan a separarse", ha insistido el jefe de los socialistas catalanes. "Vamos a defender el derecho a decidir. Vamos a hablar mucho con los compañeros del PSOE y seguro que podemos ponernos de acuerdo".

Según Rubalcaba, el partido de Navarro solo quiere un "autogobierno fuerte" para Cataluña y que los catalanes sean respetados "tal y como ellos quieren ser", sin entrar en más detalles. Navarro ha explicado así su visión del federalismo: "Una comunidad de vecinos en la que hay espacios comunes pero en la que luego cada cual pueda hacer lo que quiera de puertas para adentro". Y ha insistido en la reforma constitucional que el PSC plantea para que "las naciones que integran España sean reconocidas como tales". Sí ha subrayado que no persigue "privilegios" para los catalanes, sino "simplemente que se reconozca esa diferencia". Pero no ha aclarado a qué se refería cuando, en la presentación del programa electoral de su partido, el pasado domingo, propugnó que Cataluña tenga en la Constitución un "trato específico, distinto" al del resto de comunidades.

El primer secretario del PSC ha defendido que su partido representa la vía intermedia, la "sensata", entre "dos nacionalistas, Mariano Rajoy y Artur Mas", a los que ha tachado de "vulgares matones" que compiten "a ver quién tiene la bandera más grande". "Lo que parecía una fanfarronería está resultando altamente peligroso. Esos dos presidentes han iniciado una escalada impresentable y muy peligrosa que agota la paciencia de los que somos demócratas", ha dicho. Y luego: "Entre la papeleta de la discordia de CiU y la reaccionaria y autoritaria del PP hay otra: la del federalismo y la sensatez". Es decir, la del PSC, según el primer secretario del PSC.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS