Vara reclama que PSOE y PP vayan “de la mano” contra el órdago de Mas

El Gobierno extremeño recuerda que el socialista rechazó en junio ese frente común

El expresidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, saluda al presidente actual de Extremadura, José Antonio Monago.
El expresidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, saluda al presidente actual de Extremadura, José Antonio Monago.EFE

“Lo que ha hecho el Gobierno catalán, anunciando un proceso de autodeterminación y apostando por la ruptura de España, supone un salto cualitativo que pone a España ante una verdadera encrucijada. En este momento, los dos principales partidos nacionales deben ir de la mano para dar una respuesta conjunta”. Es la propuesta que hizo este miércoles el secretario general de los socialistas extremeños y expresidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y que planteará en los órganos de dirección de su partido “en cuanto sea posible”.

La víspera, Fernández Vara había telefoneado al presidente extremeño, José Antonio Monago (PP), para ofrecerle eso mismo: “ir de la mano” frente al órdago del catalán Artur Mas, que ha anunciado su intención de abrir un proceso de autodeterminación aunque eso suponga saltarse las leyes y la Constitución.

La propuesta de Vara, sin embargo, tiene todas las papeletas para caer en saco roto. Primero, porque su propio partido a nivel nacional no está en esa actitud —el PSOE se ha mostrado claramente en contra de la independencia de Cataluña y ha censurado la posición “irresponsable” de Mas, pero no quiere que se le identifique de ninguna manera con el PP, y lo acusa igualmente de la situación creada—; segundo, porque el Gobierno extremeño no se cree las buenas intenciones de Fernández Vara y recuerda que, de hecho, son opuestas a las que defendía hace solo tres meses.

Más información
Mas reta al Gobierno: habrá consulta con o sin autorización
Rubalcaba, a favor de cambiar la Constitución para ir a un Estado federal
Mas pone rumbo a la autodeterminación

En el último debate sobre el estado de la región, en junio, Monago planteó la creación de una “unión extremeña frente al pacto fiscal catalán” para que todos los partidos se opusieran en bloque a la que entonces era la reclamación irrenunciable de CiU (ahora ya la ha aparcado): el pacto fiscal, un modelo de financiación para Cataluña similar al privilegiado de Euskadi y Navarra. Vara respondió entonces al presidente extremeño que no contara con el PSOE “para confrontar y hacer un frente contra otra parte de España”, y la iniciativa decayó.

“Si Fernández Vara ha cambiado de opinión nos parece muy bien, pero lo que tiene que hacer en ese caso es unirse a la iniciativa del presidente Monago, no intentar que parezca ahora que la iniciativa ha sido suya, porque no lo ha sido”, protestó este miércoles un portavoz del Gobierno regional. Luego puso más condiciones para “ir de la mano”: Vara tendría que rechazar no solo el pacto fiscal, sino “también el federalismo” que ha defendido en las últimas semanas el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Es cierto que rechacé ese frente común en junio, porque me pareció una actitud frentista contra algo, el pacto fiscal, en lo que creo que había margen para negociar y llegar a puntos intermedios. Ahora Artur Mas plantea algo mucho más grave, es un salto al vacío y un ataque a la Constitución. Y los dos partidos nacionales tienen que estar a la altura”, argumenta el secretario general de los socialistas extremeños. Aunque añade: “Por supuesto, ir de la mano no significa proponer la misma salida a esta situación. Nuestros puntos de partida y nuestra ideología son distintos, pero hay que intentar dar una respuesta”.

Vara fue más lejos el martes en su blog. Allí, en una nota titulada Que devuelvan lo que se llevaron, escribió: “Si algún día lograra su objetivo, el President [de la Generalitat] debería devolver antes lo que se llevaron hace ahora treinta o cuarenta años. No me refiero a riquezas materiales sino a seres humanos. 150.000 personas que nos fueros sustraídas, más sus hijos y sus nietos”. Se refería a los miles de trabajadores “que nacieron en España, en una parte llamada Extremadura”, y se marcharon a Cataluña a trabajar durante la dictadura.

La propuesta de Vara tendrá dificultades para amoldarse a la estrategia que ha adoptado la dirección federal del PSOE: mostrarse equidistante entre lo que considera dos extremos: el independentismo de Mas y la “intención recentralizadora” de Mariano Rajoy. “¿Ir de la mano con el PP? No”, sentencia la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano. “Estamos contra la secesión, pero nuestra actitud con Cataluña ha sido y es muy distinta a la del PP, y así va a seguir siendo”.

Los socialistas miden sus movimientos de cara a la campaña electoral. Temen, además, que la cuestión catalana desvíe la atención de los recortes del Gobierno. Rubalcaba hizo hincapié en eso, reiterando que a Rajoy “se le está yendo el país de las manos” y acusándolo de “abonar” el “divorcio” entre la política y los ciudadanos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS