Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Murcia apaga su tele autonómica a la espera de privatizarla

El Gobierno regional ha anunciado hoy un “cambio el modelo” de la televisión autonómica 7RM

El Gobierno murciano ha anunciado hoy un “cambio el modelo” de la televisión autonómica 7RM y una reordenación de recursos muy importante en la radio pública, Onda Regional de Murcia. El Ejecutivo ha anunciado que “da por terminado su contrato con la concesionaria GTM con fecha 31 de agosto y que a partir de esa fecha, y en tanto se resuelva el contrato de privatización, que llevará unos cuatro meses, la tele emitirá bajo mínimos”. El Gobierno baraja mantener un retén de 15 o 30 periodistas para elaborar al menos los informativos. Murcia tenía contrato con GTM hasta diciembre por tanto, tendrá que pagar por hacer una “extinción apresurada del contrato.”

El Ejecutivo de Ramón Luis Valcárcel, que ya ha anunciado que acudirá al fondo de rescate autonómico para pedir hasta 700 millones de euros, insiste en que atraviesa “un periodo económico muy complejo” y se ve obligado a tomar decisiones drásticas como esta. El presupuesto de 7 Región de Murcia, junto al de Onda Regional es, este año, de 15 millones de euros, aunque el año pasado era casi del doble y ya había sufrido drásticos recortes.

En una conferencia de prensa convocada con media hora de antelación, y mientras se informaba al comité de empresa de la concesionaria de la tele (GTM), el vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal comparecía para anunciar que la tele “se saca a concurso tras la extinción el contrato con la empresa GTM” (concesionaria del servicio) y, a la vez, que “se están haciendo todos los esfuerzos necesarios para mantener los puestos de 270 trabajadores que hay en la empresa”. Este último punto preocupa y mucho entre los empleados porque, según el comité, esta decisión de privatizar supone “el cierre total de la televisión a partir del 31 de agosto”.

Durante todo este mes, y tras las palabras del popular Esteban Gonzalez Pons en un programa de radio nocturno todo el mundo estaba pendiente de “la 7.” El portavoz popular aseguró que el presidente murciano tenía la decisión de cerrar, pero durante el último mes la Comunidad ha negado “tajantemente”, incluso en palabras del propio Valcárcel, que fuese a hacerlo. En su desayuno con periodistas tras el verano, Valcárcel dejó este titular: “7RM no se cierra” y luego matizó: “La reducción presupuestaria para este ente es la que es y si no se asume, habrá que privatizarlo.”

El Gobierno murciano, mientras mantenía este discurso, ha estado negociando con la empresa concesionaria GTM para reconvertir su formato. La opción más probable era, según todas las fuentes presentes en estas reuniones, “un nuevo concurso público para privatizarla y la extinción del actual contrato de explotación” y eso finalmente es lo que ha anunciado el gobierno murciano que ha vuelto a reconocer que pasa por una situación económica muy compleja y que se ha visto obligado a tomar esta decisión “aunque no nos gusta porque la televisión tiene que ser un elemento de cohesión de la identidad de Murcia”.

Los trabajadores insisten en que la privatización supone el cierre. El comité de empresa dice que “dado el contexto de crisis, es probable que nadie compre y que esto suponga un cierre definitivo”. Han sido numerosos los periodistas y demás trabajadores de la televisión quienes, segundos después de la rueda de prensa que ha sido emitida en directo por la propia televisión, mostraban su descontento a través de twitter con frases como esta: “El Gobierno Regional no ampara a los trabajadores de GTM. Da libertad para que nos despidan. Me siento como un kleenex usado”