Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Mateos insulta a la juez y se niega a declarar sobre las estafas en Mallorca

El fundador de Nueva Rumasa se niega a firmar la orden de libertad provisional

El empresario asegura a su llegada a los juzgados de Palma que se "está muriendo”

José María Ruiz-Mateos, detenido este martes en su domicilio familiar de Somosaguas (Madrid) por orden de la juez María Pascual, se ha negado a declarar como imputado en una causa por estafa y se ha limitado a increpar a la juez. "Es usted una mala mujer", le ha dicho y ha añadido: "Cuélgueme en la plaza del pueblo si quiere". Ante esta actitud, la secretaria judicial le ha llamado la atención en un par de ocasiones. El empresario jerezano ha quedado en libertad provisional pero no ha querido firmar la orden que lo permitía.

El fundador de Nueva Rumasa ha sido conducido esta mañana a los juzgados de Palma de Mallorca para declarar como imputado en una causa por estafa. Ha llegado sin esposar, en torno a las ocho, en un vehículo policial que ha entrado por la rampa trasera de los juzgados, la zona de acceso para las conducciones de presos y arrestados. Al descender del vehículo policial, el empresario ha contestado a una periodista: "Me estoy muriendo". Le acompañaban su abogado y una de sus hijas. 

El empresario jerezano, en el juzgado de Palma.
El empresario jerezano, en el juzgado de Palma.

Ruiz-Mateos ha llegado detenido por no acudir en tres ocasiones a declarar como imputado en una causa judicial abierta por la compraventa de un hotel en Mallorca en la que una juez de Palma investiga la supuesta comisión de delitos de estafa, administración desleal y alzamiento de bienes. Tras su arresto ayer en Madrid, el empresario fue trasladado a la Jefatura Superior de Policía de Baleares, donde ha pasado la noche hasta su puesta a disposición esta mañana del juzgado de instrucción número 3 de Palma.

Este miércoles, al salir del despacho de la juez, el imputado se ha dirigido a la prensa para lanzar a la magistrada un rosario de descalificaciones. Ruiz-Mateos ha tildado a Pascual de “perversa”, “inhumana”, “orgullosa”, “soberbia”, “un asco de mujer”, “auténtico demonio”, “una criminal”. La letrada Isabel Fluxá, quien ejerce la acusación en nombre de dos hoteleros de Mallorca perjudicados, ha lamentado “este circo”.

Ruiz-Mateos fue detenido el martes por la mañana en su domicilio de Somosaguas en aplicación de una orden de la juez de Palma y tras su paso por la comisaría de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y un centro de salud, donde fue sometido a un reconocimiento, fue trasladado a Palma en avión.

El empresario ya fue arrestado la mañana del pasado miércoles día 22 y pasó todo el día en la misma comisaría de Pozuelo, en cumplimiento de una anterior orden de detención que dictó la juez para asegurarse su presencia el jueves 23 en su tercera citación por la misma causa, una supuesta estafa en la compra de un hotel en Mallorca. Finalmente y de madrugada, la juez le puso en libertad por "razones humanitarias", aunque con la obligación de comparecer al día siguiente en el juzgado, al que no acudió alegando problemas de salud.

Ruiz-Mateos estaba citado a declarar como imputado por la ampliación de la querella de Francisco Miralles en relación con la compra del hotel Eurocalas de Mallorca, que acusa al empresario jerezano, junto a sus hijos varones, de estafa de 13,9 millones de euros como avalistas de un sobrino que adquirió el establecimiento por 24 millones de euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información