Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pide que el Estado fije por ley unos servicios básicos en los colegios

Los socialistas proponen garantizar las prestaciones mínimas de comedor o transporte escolar

Valenciano: "El Gobierno está negociando con los hombres de negro en una habitación oscura"

Valenciano, durante la rueda de prensa.
Valenciano, durante la rueda de prensa. EFE

Igual que existe un catálogo nacional de prestaciones básicas en sanidad que todas las comunidades autónomas deben cumplir, el PSOE va a pedir que se establezca por ley un “catálogo nacional de servicios básicos y prestaciones educativas mínimas común para toda España”. Una red de seguridad cofinanciada por el Ejecutivo central y las autonomías que, por ejemplo, “garantice” los servicios de transporte escolar, comedor en los colegios, acceso al material escolar básico y becas —sin entrar en cuestiones relacionadas con los contenidos curriculares, que dependen de la Ley de Educación—.

La número dos del PSOE, Elena Valenciano, anunció ayer que su partido va a pedir la convocatoria urgente de la Conferencia Sectorial de Educación y que presentará una proposición no de ley (no vinculante) con esa idea, para frenar la “desigualdad” entre centros educativos de las distintas comunidades, que a su juicio se ha disparado con los recortes del PP. Los socialistas iniciarán además una campaña con el lema Queremos una vuelta al cole sin recortes, denunciando entre otras cosas la subida del IVA —que afecta a parte del material escolar— y señalando al ministro José Ignacio Wert como “un ministro para los años sesenta”.

La educación es una competencia autonómica y los servicios de comedor, transporte, etcétera están regulados por normas regionales, pero el PSOE confía en que se puede aprobar ese catálogo nacional “respetando las competencias”.

"Rendidos al rescate"

La vicesecretaria general, que compareció tras la primera reunión de la dirección federal del PSOE después de las vacaciones, afirmó que el Gobierno está “agotado”, “dividido” y “rendido al rescate”. “Ha estado desaparecido durante el verano, probablemente negociando elementos esenciales del futuro del país con los hombres de negro, seguramente en una habitación oscura, jamás con luz y taquígrafos. Da mucho miedo pensar qué pueden estar negociando”, dijo Valenciano en referencia al FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo. “Rajoy ha tirado la toalla. El rescate será el fracaso de toda su política”.

Los socialistas sostienen que el Ejecutivo ha pasado de negar tajantemente que vaya a haber un rescate a asumir que es inevitable e intentar convencer a los ciudadanos de que será bueno para España. “Pero no será bueno. La condicionalidad será enorme”, afirman.