Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrera reta al Gobierno y al PP al defender las ayudas al carbón

El presidente de Castilla y León apoya por carta al sector minero

La Junta alerta del “brusco y excesivo” recorte de las subvenciones

Tras recorrer 300 kilómetros a pie en 14 días, los mineros que participan en la marcha negra; acamparon ayer en el pueblo abulense de Sanchidrián (en la imagen). De los 160 que partieron de Asturias y León, seis se han retirado, en la mayoría de los casos por problemas físicos. Los que continúan mantienen la esperanza de lograr algún acuerdo antes de llegar a Madrid.
Tras recorrer 300 kilómetros a pie en 14 días, los mineros que participan en la marcha negra; acamparon ayer en el pueblo abulense de Sanchidrián (en la imagen). De los 160 que partieron de Asturias y León, seis se han retirado, en la mayoría de los casos por problemas físicos. Los que continúan mantienen la esperanza de lograr algún acuerdo antes de llegar a Madrid.

Hay que buscar soluciones al recorte “brusco y excesivo” de las ayudas al sector del carbón. El mensaje, el núcleo de una carta que el presidente de Castilla y León, el popular Juan Vicente Herrera, ha enviado a Mariano Rajoy demuestra que también en el conflicto minero hay sensibilidades políticas encontradas incluso dentro del PP.

El mismo día en que el partido ratificaba la suspensión del senador por León Juan Morano y este solicitaba oficialmente su baja de la formación en la que ha militado más de 20 años, la Junta se dirigía el miércoles directamente al jefe del Ejecutivo, a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y al ministro de Industria, José Manuel Soria, para alertar de que el ajuste “puede poner en peligro la actividad del sector, que contaba con esas ayudas”. Lo recordó ayer el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, José Antonio de Santiago-Juárez. Y aunque el caso de Morano sea distinto, ambos episodios reflejan un malestar frente a la hoja de ruta del Ejecutivo central.

El veterano parlamentario leonés, que entrará en el Grupo Mixto de la Cámara alta, rompió hace dos semanas la disciplina de su partido al votar a favor de las ayudas al sector minero, tras lo que el Comité de Derechos y Garantías le abrió expediente por “deslealtad” y “sus declaraciones contra el Gobierno y el Partido Popular”.

Morano fue el único de los 12 parlamentarios del PP por León y Asturias en apoyar abiertamente a la minería con su voto y con sus manifestaciones posteriores. Un sector del partido en la comunidad, sin embargo, cree que el Gobierno se está equivocando en la gestión de ese conflicto y en el día a día trabaja con otro tipo de sensibilidad. Se trata, en definitiva, de solucionar primero el escenario de 2012 para luego ponerse a trabajar en el plan para 2012-2018. Por ejemplo, llevando a cabo negociaciones con cada empresa del sector.

A este propósito, Santiago-Juárez dejó claro ayer que para la Junta de Castilla y León son más importantes en este momento las obligaciones que el límite de las competencias autonómicas. “A veces las obligaciones deben pesar más que las competencias”, y a entender del Ejecutivo regional en ese imperativo moral consiste ahora en la “defensa de los intereses de Castilla y León por encima de las competencias del Estatuto”.

Las misivas enviadas el miércoles junto a un informe técnico, tras una reunión con representantes del sector de la minería en la región, no constituyen, en cualquier caso, el primer aviso a Rajoy. Herrera ya se dirigió al Gobierno para alertar de la delicada situación de la minería coincidiendo con los Presupuestos que han laminado las ayudas. El presidente castellano-leonés trasladó, además, el mismo mensaje a Sáenz de Santamaría en el congreso regional del PP en el que fue reelegido, a mediados de mayo. Y, de momento, la Junta parece decidida a seguir en su defensa pese a la molestia que esa actitud pueda causar en el Gobierno.

Más información