Tráfico aumentará la velocidad si mejora la economía y descienden las muertes

Seguí comparece en la Comisión de Seguridad Vial para presentar la estrategia de la DGT

María Seguí, durante su comparecencia de este miércoles en el Congreso.
María Seguí, durante su comparecencia de este miércoles en el Congreso.MANUEL H. DE LEÓN (EFE)

María Seguí no quería que la velocidad acaparara los titulares. En su primera comparecencia ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso -a petición del PSOE y de CiU- la directora de Tráfico ha desgranado la estrategia de la institución para mejorar la seguridad vial y potenciar la movilidad sostenible, una exposición de una hora en la que apenas ha dedicado un minuto a la velocidad. “Estoy fascinada de que la velocidad fascine”, ha llegado a decir. Incluso le ha restado importancia al posible aumento de la velocidad a 130 kilómetros por hora en autopistas y autovías que anunció el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz: estará sujeto a que la economía mejore y a que continúe el descenso de víctimas. Además solo se aplicará en vías con “probada baja accidentalidad, siempre variable y solo para vehículos ligeros”.

El nuevo reglamento de circulación, previsto para finales de año, también incluirá, según ha anunciado Seguí, reducciones de velocidad en carreteras convencionales, donde se limitará a 90 por hora, y en vías urbanas, en las que no ha especificado ningún nuevo límite. Las dos iniciativas ya fueron propuestas por la anterior administración.

Pero los insistentes mensajes en torno a subidas y bajadas de velocidad que en las dos últimas semanas ha lanzado el titular de Interior habían creado expectación ante su comparecencia - “qué poco ha hablado usted de velocidad”, le ha recriminado el diputado de CiU Jordi Jané- y la oposición ha insistido en el asunto. Laia Ortiz, diputada de ICV-EUIA, ha cuestionado el aumento de velocidad, porque incrementa los riesgos de sufrir un accidente, el gasto energético y la contaminación, y ha instado a Seguí a que aclare a qué sector interesa. “Mi único interés es que haya menos víctimas”, ha esquivado la directora. Mientras, el portavoz del PSOE en la comisión, Javier Corcuera, ha criticado que Interior haga más atractivo el uso de vías de pago frente a las convencionales, con el aumento de la velocidad.

Entre los nuevos planes de la DGT, María Seguí ha destacado una mejora en los sistemas de información. Según ha señalado, el nuevo sistema para contabilizar las víctimas mortales, a 30 días en lugar de a 24 horas, estará listo para finales de año y ha vuelto a poner en cuestión las cifras de siniestralidad durante la etapa de Pere Navarro. “Junto al descenso de muertes no se ha añadido que la circulación ha bajado un 4%”, ha señalado. Seguí ha sugerido, además, que Tráfico suprimirá los balances de víctimas que se ofrecen cada fin de semana: "Puede ser contraproducente porque agota al público, lo importante son las tendencias".

Más información
Interior pone el foco de su política de tráfico en los cambios de velocidad
Una sola iniciativa de Tráfico
Interior reducirá la velocidad a 90 kilómetros por hora en las carreteras
La DGT hará controles de drogas “todos los días y a todas horas”

No ha sido la única crítica. Seguí ha anunciado un “cambio en la actitud en la DGT bajo nuevos principios”. Esos nuevos fundamentos serán una “imagen más coherente”, la “asignación competitiva de recursos” y “transparencia en los datos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La directora ha vuelto a recordar la nueva campaña de la DGT de “tolerancia cero” para quienes consumen drogas durante la conducción. Según ha subrayado, en los controles aleatorios realizados hasta ahora, un 20% de los conductores habían consumido drogas. Sin embargo, el mismo porcentaje, el 20% de víctimas mortales en puntos negros, no le ha parecido significativo cuando ha restado importancia a la inversión en carreteras para mejorar las infraestructuras. Seguí ha apostado por optimizar el uso de radares.

Mejorar el carné por puntos

Aunque Seguí ha reconocido el éxito del carné por puntos, ha considerado que se puede mejorar. Ha propuesto “intervenir a los conductores reincidentes” en el consumo de alcohol y de drogas, para instarles a que realicen un curso de seguridad vial antes de que pierdan todos los puntos del carné.

Además, ha anunciado una reforma del examen del permiso de conducir, para que su obtención “deje de ser un mero trámite y el aspirante obtenga los conocimientos y aptitudes para llevar a cabo una conducción responsable". Para ello, se renovará el sistema informático para ampliar el número de preguntas en el examen teórico y evitar la repetición y se introducirán mejoras en el práctico.

En cuanto al refuerzo de la educación en seguridad vial, María Seguí ha revelado que la DGT participa en el grupo de trabajo del Ministerio de Educación para introducir la seguridad vial en todo el proceso educativo, también en la Universidad. De los 15 millones de euros disponibles, dedicará 300.000 euros, “300.000 más de lo que se ha dedicado”, ha dicho la directora, que ha criticado que el PSOE no invirtiera en este apartado durante su mandato al frente de la DGT.

Un 17% más de muertos en Cataluña

La directora de Tráfico, María Seguí, ha expresado su preocupación por el incremento de un 17% en el número de víctimas mortales por accidente de tráfico en Cataluña, frente a la media de reducción de un 4% en toda España.

“No es ninguna recriminación, lo observo y no tengo ninguna capacidad de actuación”, ha explicado la directora. Las competencias en materia de tráfico están transferidas en Cataluña y País Vasco.

El diputado de CiU, Jordi Jané, ha argumentado que quizá obedezca a la crisis económica, ya que en Cataluña hay muchas autovías de pago y los conductores optan por circular por las vías secundarias. Sin embargo, Seguí ha desmontado su argumento, ya que la mayor parte de los fallecidos se han registrado en autovía y autopista.

La diputada de ICV-EUIA, Laia Ortiz, ha recordado que desde que gobierna CiU en Cataluña se suprimió el límite de 80 por hora en los accesos a Barcelona. Aunque ha señalado que “no es una causa directa”, sí ha insistido en que el Gobierno de Artur Mas ha vuelto a hacer gala de la cultura de la velocidad.

Sobre la firma

Patricia R. Blanco

Periodista de EL PAÍS desde 2007, trabaja en la sección de Internacional. Está especializada en desinformación y en mundo árabe y musulmán. Es licenciada en Periodismo con Premio Extraordinario de Licenciatura y máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS