Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía de Gibraltar hostiga a un marisquero de La Línea

Nuevo incidente después de los enfrentamientos de la semana pasada

Pesquero español escoltado por la Guardia Civil en la bahía de Algeciras.
Pesquero español escoltado por la Guardia Civil en la bahía de Algeciras. EFE

La policía de Gibraltar y embarcaciones de la Royal Navy han vuelto a hostigar a un pesquero de La Línea de la Concepción (Cádiz) cuando esta madrugada intentaba faenar escoltado por la Guarda Civil en las aguas de la bahía de Algeciras. Este nuevo incidente se produce después de un fin de semana de tregua motivado por la nueva normativa andaluza que prohíbe la pesca en zona los sábados y domingos.

Este incidente reproduce los registrados la semana pasada, cuando la flota artesanal gaditana, que utiliza artes que Gibraltar considera prohibidas, no pudo pescar ante el acoso de los barcos del Peñón. En esta ocasión el hostigamiento ha sido sobre el barco Divina Providencia, un marisquero que utiliza artes de arrastre en aguas cercanas al aeropuerto de Gibraltar.

El pesquero salió pasadas las 7.00 del puerto de La Atunara en La Línea de la Concepción (Cádiz) y, una hora después, cuando los marineros se disponían a echar las redes, tres lanchas de la policía gibraltareña acudieron a la zona y comenzaron a realizar peligrosas maniobras alrededor del pesquero.

"Ha habido roces entre los cascos de las embarcaciones", dice el patrón del barco

Juan Morente, presidente de los armadores de La Línea, se ha trasladado a la zona, junto al patrón mayor de la Cofradía de Pescadores, Leoncio Fernández. Según el armador, “los policías de Gibraltar han llegando de forma muy agresiva , enfrentándose incluso a la Guardia Civil”. “Se han puesto las manos en sus partes y han insultado a los agentes de la Guardia Civil”, ha manifestado Morente, quien considera que “al final, aquí va a pasar algo gordo”.

Según ha señalado a Efe el patrón del barco, Francisco Gómez, ha faenado en esta zona desde que se originó el conflicto, con algún encontronazo con la policía gibraltareña. De hecho, ya lo intentó la pasada medianoche, aunque entonces la Guardia Civil le conminó a que regresara a puerto, ya que los barcos de arrastre tienen una limitación horaria que les impide faenar antes de las cinco.

Pasada esta hora, el pesquero salió del puerto y se encontró con la policía gibraltareña. "Me han dicho que me vaya, que aquí no puedo pescar porque son aguas inglesas, pero yo no les hago caso", ha manifestado Gómez desde la embarcación.

Ante el hostigamiento, la Guardia Civil trató de mediar para garantizar la pesca. Fue entonces cuando se produjeron los momentos de mayor tensión con la patrulleras gibraltareñas. Según el patrón del pesquero español, "ha habido hasta roces entre los cascos de las embarcaciones".

Gómez ha añadido que la Royal Gibraltar Police trata de impedirle pescar por todos los medios: "Cuando voy a calar se ponen delante de mí. La Guardia Civil trata de impedírselo, pero nada. Lo peor de todo es que, con las maniobras que hacen para no dejarme pescar, puede haber algún golpe”.

El hostigamiento de la Policía gibraltareña no ha impedido sin embargo que el Divina Providencia haya podido pescar algo, según explica su patrón: "Algo he conseguido sacar. De momento, unos diez kilos de escurpiña y unos treinta kilos de cebollera".

En los incidentes se han visto implicados hasta cuatro embarcaciones de la policía de Gibraltar y seis de la Guardia Civil.

El incidente es uno más de los que se vienen produciendo en los últimos días en la bahía como consecuencia de la prohibición de las autoridades gibraltareñas, y se suma a los que protagonizaron en la madrugada del jueves y el viernes los pesqueros de la flota de Algeciras.

Los pescadores españoles han rechazado esta mañana continuar con el proceso negociador con Gibraltar mientras sigan produciéndose hostigamientos. "Nosotros tenemos entendido que el Gobierno de Gibraltar es el que manda. Pero el ministro principal va por un lado y la Policía va por otro, y así no se puede negociar. Yo no voy a negociar ningún plan de trabajo de esta manera. Si el ministro tira por un lado y la Policía por otro, o se ponen de acuerdo o no nos sentamos en ningún lado. Cuando se pongan de acuerdo, nosotros estamos de acuerdo. En España hay un Gobierno que manda para todo", así lo ha confirmado Fernández a EFE.

Hoy estaba previsto que se iniciasen los contactos entre los pescadores de Algeciras y La Línea para constituir un grupo de trabajo que representaría a los intereses españoles en la negociación. El objetivo es alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto suscitado hace tres meses y en el que se ven afectados 53 barcos de la flota de La Línea y 6 de Algeciras, lo que representa el sustento de unas 300 familias.

Ahora, el proceso está en el aire, aunque la voluntad de las partes, según ha explicado el presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape), Pedro Maza, sigue siendo la misma. "Depende de cómo se vayan sucediendo los acontecimientos negociaremos o no".