Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernández: “Disolución de ETA es que deje de existir y desmantele su estructura”

Amaiur pide el fin de la dispersión de presos y defiende la "dimensión política" del comunicado

El ministro de Interior, Jorge Fernández, interviene en el Congreso.
El ministro de Interior, Jorge Fernández, interviene en el Congreso.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha aclarado qué entiende por disolución de ETA. "Que anuncie no solo que cesa definitivamente su actividad terrorista sino que deja de existir como organización y que desmantela todas sus estructuras", ha explicado. Lo ha hecho en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados en respuesta a la que ha sido la última intervención del parlamentario de Amaiur Iñaki Antigüedad, que le ha interpelado sobre la dispersión de presos de la banda.

"Sabemos perfectamente cómo está ETA, y mantiene una estructura larvada en la clandestinidad, especialmente en el sur de Francia", ha insistido el ministro, antes de instar al diputado abertzale   —que abandona la Cámara baja por incompatiblidad con su actividad docente—: "Está a tiempo de hacer una cosa que todavía no ha hecho: exigirle a ETA su disolución incondicional". 

El titular de Interior ha asegurado, siete meses después de la declaración de cese definitivo de la violencia terrorista, que no habrá ni negociación política ni acercamiento masivo de presos a Euskadi y seguirá la dispersión de reclusos de la banda hasta que ETA se disuelva y desmantele su estructura. "La diferencia de los presos con las víctimas de los asesinos de ETA es que ellos van a visitarles a los cementerios", ha recalcado Fernández. "No se va a bajar a negociar jamás con una organización terrorista y conviene que ustedes se lo hagan saber", ha señalado recordando que "el peor enemigos de los presos y de sus familias" es la propia banda.

Antigüedad le había interpelado minutos antes: "¿Por qué ustedes se sienten políticamente más incómodos en el 2012 que en el 2009?" Ambos han hecho referencia al comunicado enviado a France Presse, en el que la banda apela a la comunidad europea para "apoyar e impulsar" el proceso para poner fin al "conflicto que persiste en el corazón de Europa".  "No se puede obviar la  dimensión política, usted dirá que insuficiente pero es un paso más", ha defendido el diputado de Amaiur antes de recordar el "paso" del Gobierno en la "reinserción individualizada que aplican colectivamente".

"ETA no condiciona nuestros pasos ni nuestra vida", ha respondido Fernández, quien ha asegurado también que el único comunicado que se espera —"a través de France Press o donde sea"— es el de la "disolución incondicional de ETA ". A lo que ha añadido: "Este Gobierno ni negocia, ni jamás va a negociar con una organización terrorista".

"La sociedad exige a ETA su disolución incondicional y que deje las armas. El Gobierno no necesita verificadores internacionales para saber si entrega las armas, nos basta con la Guardia Civil y la Policía", ha insistido el responsable de Interior.  

Ares en contra de que se le impongan deberes

Por su parte, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha restado valor hoy al nuevo comunicado etarra al asegurar que la banda no va a “imponer deberes” a los representantes institucionales y de la sociedad, ni a establecer “lo que hay que hacer”. “Desde el Gobierno vasco no vamos a contribuir a amplificar comunicados propagandísticos de una organización que sabe que lo que tiene que hacer es disolverse”, ha advertido el dirigente socialista, durante una breve comparecencia ante los medios de comunicación en Bilbao.

Además, el PNV ha señalado en un comunicado que "no es quién ETA para sugerir nada a las fuerzas políticas vascas", porque la acción política solo corresponde a los partidos políticos. El PNV exige a ETA que cumpla "hasta sus últimas consecuencias", el compromiso que hizo de cesar su actividad "lo que incluye su desarme y disolución", puntualiza.

Más información