Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se suma a la primera protesta con una delegación

La dirección del partido respaldará la manifestación del domingo contra la reforma laboral

Estará, entre otros, Soraya Rodríguez, portavoz parlamentaria

Soraya Rodríguez y Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso.
Soraya Rodríguez y Alfredo Pérez Rubalcaba, en el Congreso. EFE

La dirección del PSOE respaldará la manifestación que los sindicatos han convocado para el domingo contra la reforma laboral con una delegación oficial de la ejecutiva federal.

En la protesta, la primera contra la reforma, estarán representando al partido la portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, y los miembros de la dirección Gaspar Zarrías y María González.

Además, participarán otros dirigentes y parlamentarios socialistas, pero a título particular. No estarán los tres máximos dirigentes socialistas: Alfredo Pérez Rubalcaba, Elena Valenciano y Óscar López, porque la dirección del partido considera que es una protesta sindical, a la que es posible sumarse, pero respetando la capacidad de convocatoria de las centrales. El martes, el plenario del Grupo Parlamentario Socialista debatió a puerta cerrada el rechazo a la reforma laboral y se produjeron intervenciones coincidentes sobre el apoyo a las movilizaciones.

También habrá apoyo expreso de Izquierda Unida, con presencia, entre otros, de su líder, Cayo Lara, que ayer se reunió con los secretarios generales de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente. Además, el Grupo Socialista ha empezado a preparar la enmienda a la totalidad que presentará al decreto de reforma laboral. Según explicó ayer Soraya Rodríguez en el Congreso, estará basada en la reforma que aprobó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El texto incluirá los acuerdos sobre empleo y negociación colectiva cerrados por la patronal CEOE, CC OO y UGT, con aspectos sobre flexibilidad interna “pactada” porque cuando no se acuerda por los agentes sociales “se extinguen los derechos de los trabajadores” y se impone la voluntad del empresario.