Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre defiende que todos los afiliados elijan al presidente del PP

Un sector del partido en Madrid apoyará en el congreso el matrimonio gay

Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Ampliar foto
Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. EFE

Elecciones primarias. No, mejor “votación universal” de todos los afiliados. Esperanza Aguirre acaparó ayer protagonismo ante el congreso del PP que se celebra este fin de semana en Sevilla al pronunciarse sobre la elección del líder del partido. La presidenta de la Comunidad de Madrid aseguró que no es partidaria del sistema electoral de primarias porque le parece “muy complicado” y que, en su lugar, se inclina más por el sufragio directo para elegir al presidente de la formación, lo que plantearía un escenario en el que los 900.000 militantes podrían designar al candidato a la presidencia del Gobierno.

Aguirre hacía referencia a la enmienda que promueve el portavoz del partido en la Asamblea regional, Íñigo Henríquez de Luna, para cambiar el sistema de elección interno. Esta propuesta, recordó, está “mal llamada enmienda de primarias”, ya que el fondo de la cuestión es la elección del líder por los propios afiliados, sin necesidad de la mediación de los compromisarios. De ahí surgió cierta confusión entre primarias y sufragio directo que la presidenta quiso aclarar a través de su cuenta de Twitter: “No estoy a favor de primarias. La enmienda de Henríquez es a título personal”.

En cualquier caso, mientras el debate en torno al sistema electoral no plantea en ningún caso dudas sobre el liderazgo, el partido tendrá que solucionar en cambio la división a cuenta del matrimonio homosexual.

Parte de los cargos creen que fue un error recurrir la ley al Constitucional

La reflexión interna parte del supuesto de que recurrir ante el Tribunal Constitucional esa ley, aprobada en la primera legislatura de Zapatero, fue un error. Esta opinión circula en el PP desde el congreso de Valencia de 2008. Hoy incluso hay quien asegura que la mayoría de los cargos preferiría no modificar la ley.

Fue el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quien reabrió la polémica la semana pasada al señalar que, según su “criterio particular”, no aprecia “inconstitucionalidad” en la ley del matrimonio homosexual. Otros miembros del Gobierno, como el de Interior, Jorge Fernández, recordaron que si el PP presentó un recurso es porque ve inconstitucional la ley.

El líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, también se significó incluyendo en la ponencia política el “compromiso con el reconocimiento de los derechos de las personas homosexuales, para elevar a la categoría legal y política de normal lo que en la calle es plenamente normal”. Preguntada sobre este asunto, la secretaria general, Dolores de Cospedal, aseguró ayer que esa ponencia no es contradictoria con el recurso, porque el PP siempre ha respetado los derechos de los homosexuales.

Cospedal asegura que sobre las bodas gais “no valen las opiniones de nadie”

Ante este conflicto, un sector del partido en Madrid defenderá enmiendas a favor del matrimonio y de la adopción de parejas homosexuales en el cónclave nacional de Sevilla.

Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en la capital, presenta, por ejemplo, dos enmiendas al artículo 42 de la ponencia social solicitando añadir al final del párrafo sobre los nuevos modelos de familia la subordinada “garantizando los mismos derechos en materia de adopción” y una frase en apoyo del “derecho de las parejas formadas por personas del mismo sexo a poder contraer matrimonio, tal y como recoge la actual legislación española”. La justificación de la enmienda es precisamente esa, “la obligación de cumplir la legislación vigente”. Esto es, respetar la ley aprobada por el Gobierno de Zapatero.

Esperanza Aguirre, que en 2005 era una de las voces más llamativas en oponerse al recurso que finalmente presentó Rajoy, también participará en el debate a través de su entorno. Ángel Garrido, presidente del pleno del Ayuntamiento de Madrid y miembro del equipo directivo del PP regional, promueve siete enmiendas a la ponencia social, que incluyen la defensa del matrimonio entre personas del mismo sexo y el derecho a la adopción de las parejas homosexuales. El argumento es el mismo de Cifuentes: “Lo recoge la actual legislación”, apunta el concejal popular. El artículo 42 de la ponencia, redactada por Santiago Cervera, José Ramón Bauzá y Alberto Núñez Feijóo, reconoce “la libertad de las personas para escoger y desarrollar su vida personal y familiar, mostrando siempre el mayor de los respetos hacia nuevas realidades existentes”. La enmienda, también en este caso, pide que se incluya la frase “garantizando los mismos derechos en materia de adopción”.

Cifuentes y Garrido ya presentaron, sin éxito, enmiendas parecidas en el congreso de 2008. El objetivo, sin embargo, consiste ahora en forzar el debate en un contexto donde suele prevalecer la ortodoxia. Y en el que el partido tiene que despejar uno de sus conflictos.