Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
MARÍA SEGUÍ

Una doctora de Harvard al frente de la DGT

Desde junio, María Seguí era la directora general de Salud Pública de Castilla-La Mancha

María Seguí,en una foto de archivo.
María Seguí,en una foto de archivo. EFE

La estela de éxitos del hasta hoy director de Tráfico, Pere Navarro, ha dificultado al ministro del Interior la búsqueda de un sustituto que pueda continuar con la cada vez más ardua tarea de la reducción de accidentes de circulación. Pero la hoja de servicios de la elegida, María Seguí Gómez (Barcelona, 1967), licenciada en medicina y doctorada en prevención de accidentes por la Universidad de Harvard, deja constancia de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha optado por un perfil más técnico. Solo el currículum académico que muestra la universidad de Navarra, de donde es profesora en excedencia de Medicina Preventiva y Salud Pública, ocupa 78 páginas.

Sin embargo, Seguí no es una extraña al mundo de la política aunque sí una recién llegada. El pasado junio aceptó la oferta de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, para ocupar la Dirección General de Salud Pública de la comunidad.

Hasta entonces, Seguí había dedicado gran parte de su carrera a la investigación y a la universidad, donde se especializó en prevención de accidentes de tráfico. Precisamente su tesis doctoral trató sobre el debate que causó la implantación del airbag en el Congreso de EE UU. Antes de la llamada de la número dos del PP, Seguí, catalana como Pere Navarro, dirigió en la Universidad de Navarra el European Center for Injury Prevention, un centro dedicado a la investigación sobre la reducción de siniestros de tráfico y de las lesiones que provocan. Ha sido también profesora adjunta de la Universidad John Hopkins de Baltimore (EE UU) y profesora visitante del departamento de medicina de Urgencias de la Universidad de Virginia. Además es coautora de 15 libros, entre ellos La problemática del accidente de Tráfico o Retos de futuro, también en alusión a los siniestros de circulación.

Y es precisamente el futuro de la política de seguridad vial lo que tendrá que gestionar María Seguí. Una vez agotada la primera fase en la reducción de accidentes –políticas centradas en el consumo de alcohol, el exceso de velocidad, el uso del cinturón y el casco y los reincidentes- toca centrarse en los grupos concretos, como los peatones atropellados en ciudad, las salidas de vías por exceso de velocidad o los ciclistas o motoristas muertos en accidente de tráfico.

Pere Navarro ya intentó poner en marcha algunas medidas en este sentido, como la reducción de la velocidad a 30 kilómetros por hora en las calles con un carril por sentido o la prioridad en ciudad de la bicicleta frente al coche. Uno de las últimas publicaciones de María Seguí en la Universidad de Navarra parece indicar que la nueva directora de Tráfico podría caminar en este sentido. Su estudio, de abril de 2011, concluye que mil kilómetros menos al año en coche reducirían un 5% el riesgo por accidente de circulación.

En cualquier caso, Navarro confía en que “todo está muy bien atado” en la DGT y que la nueva gestión del PP continuará la línea de la administración anterior. “Todas las medidas adoptadas se aprobaron con el consenso de todos los partidos”, aseguró Navarro.

Más información