Duran pide a Rajoy una relación bilateral para Cataluña por la asfixia fiscal

Rajoy ignora la reivindicación del democristiano de salir del café para todos

Josep Antoni Duran Lleida, en un momento de su intervención.
Josep Antoni Duran Lleida, en un momento de su intervención.EFE

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha  reclamado a Mariano Rajoy una relación bilateral  entre Cataluña y el resto de España ante la "asfixia económica" que sufre esta comunidad. "Queremos salir del café para todos. España nos empobrece", ha afirmado con vehemencia el líder democristiano, que ha reclamado un pacto fiscal, la reivindicación estrella de los nacionalistas. El futuro presidente ha ignorado la petición con el mismo trámite que ha utilizado en los dos últimos años todas las veces que ha visitado Cataluña: que está dispuesto a estudiar ese pacto y a dialogar. Pero nada más. Rajoy no se ha comprometido a aprobar las dos partidas que reclama CiU y buena parte del arco parlamentario catalán: el pago del fondo de los 1.450 millones correspondientes del fondo de competitividad y los 759 millones de la disposición adicional tercera del Estatuto, que el Estado adeuda a la Generalitat. "Si la ley les da la razón, la cumpliré", se ha limitado a decir líder popular.

Los nacionalistas se habían planteado abstenerse en la votación de investidura, pero Rajoy ha dado tan pocas buenas noticias a Duran que éste ha llegado a implorar: "Por coherencia, diga usted algo, comprométase a algo". El democristiano aludía a que las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular también habían reclamado al Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero el abono de ese fondo. Ahora todo parece quedar en una nebulosa. "Soy consciente de ello", ha dicho Rajoy, quien se ha limitado a analizar el asunto para tomar una decisión. "Tendré que ver como están las cosas. La ley no lo dota económicamente y está pendiente desde 2008. No soy aún presidente del Gobierno y ¿me pide que lo resuelva en tres días?", se ha preguntado Rajoy ante los aplausos de la mitad del hemiciclo. Y algo parecido ha hecho al contestar sobre la deuda de los 759 millones de euros que, según el gobierno de Artur Mas, impedirán que los funcionarios de Cataluña cobren esta Navidad la totalidad de la paga extra. "No sé si antes había que firmar un convenio", ha deslizado Rajoy. "Pero si tienen la ley de su favor, la cumpliré".

Duran ha iniciado su discurso recordando a Rajoy que el PP no ganó ni en Cataluña ni en el País Vasco. Y le ha afeado que en su discurso omitiera los conceptos de "diversidad y pluralidad". La segunda parte de su intervención la ha centrado en la defensa del pacto fiscal que, a su juicio, apoya “el 75% de los catalanes, tanto de derechas como de izquierdas”. Duran ha cifrado el déficit de Cataluña en unos 16.500 millones de euros, que suponen un 8,5% de su PIB. “Esa cantidad escapa a cualquier lógica de solidaridad”, ha afirmado el democristiano que ha invitado al futuro gobierno a que, ya que ahora que se está tan pendiente de Alemania, que se fije también en un dato: el techo del déficit fiscal de los landers alemanes es de un 4%. Y ha acabado diciendo:. “España nos está haciendo más pobres. Cataluña no está dispuesta a aguantar más tiempo esta asfixia financiera”.

Todo su exposición ha caído en saco roto porque Rajoy ha señalado que su prioridad, también en Cataluña, pasa por impulsar el crecimiento y crear empleo. El paro afecta ahora en Cataluña a 759.000 trabajadores. Rajoy ni siquiera ha replicado a Duran en su clara intención de tener una relación bilateral. Ha despachado el asunto afirmando que ya se opuso en 2009 al modelo de financiación pactado por Zapatero y el tripartito de José Montilla. “El modelo era un error. Hay que generar riqueza y repartir lo poco que nos queda. Y el mayor problema de ese modelo, de esa financiación es de los recursos que cuentan”, ha señalado el popular, que ha contestado con absoluta distancia y frialdad sobre el pago del fondo y la disposición adicional.

La decepción de Duran no solo se ha quedado ahí. El democristiano le ha lanzado dos preguntas al líder popular que ni siquiera le ha contestado. La primera era si era partidario de aplicar un IVA reducido al turismo y si se inclinaba por financiar de forma prioritaria el corredor del Mediterráneo por encima de otros ejes. Rajoy ha contestado finalmente la cuestión decantándose por el central pero a preguntas del diputado de la Chunta. Rajoy y Duran solo han coincidido en las medidas fiscales y de ayudas a los emprendedores para incentivar el tejido económico aunque han vuelto a discrepar sobre las destinadas a cohesionar el mercado español. "Tranquilo. No vamos a quitarle ninguna competencia a su comunidad autónoma que tengan por ley", ha dicho Rajoy al democristiano que no ha perdido de recordarle que muchas de las medidas económicas que CiU impulsa en Cataluña las aprueba gracias al apoyo del PP.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS