Los pescadores dejan Marruecos

Barcos de Barbate regresan apresuradamente cuando estaban a punto de soltar sus artes

Barcos de pesca amarrados en el puerto gaditano de Algeciras.
Barcos de pesca amarrados en el puerto gaditano de Algeciras.ANDRÉS CARRASCO

Hay en el pueblo aire de despedida. Caras tristes en el muelle. El bar del puerto, casi vacío. Nula actividad en la lonja. El adiós a Marruecos duele en Barbate (Cádiz), el municipio andaluz con más licencias para faenar en esas aguas, 21 de las 44 que tiene Andalucía. “Mi idea era jubilarme en la pesca pero ahora no sé si podré”, explica Domingo Pacheco, el patrón del Chipiona 1, uno de los barcos que salió anoche a pescar pero tuvo que volver apresuradamente.

Domingo Pacheco es además el recién elegido patrón mayor de la cofradía de Barbate. Ha tenido mala suerte en su estreno. Tras años de acuerdo con Rabat, con solo unos días en el cargo ha tenido que afrontar la superación del cupo del sector de cerco en el Golfo de Cádiz y ahora el veto a faenar en Marruecos. “Estamos tristes y desconcertados. Esto nos viene muy mal”, explica. Su barco está amarrado y no piensa en volver a las aguas internacionales del Estrecho. “Tememos represalias de Marruecos”, confiesa.

El aspecto de la lonja es desolador. “Estamos cerrados. No hay nada que vender”, muestra apesadumbrado el subastador Andrés Barrera. Los barcos que partieron anoche tuvieron que regresar al recibir la noticia de que Marruecos no les permitiría quedarse con las capturas. “Hemos gastado gasoil para nada”, se lamenta el patrón del Raquel y Sheila.

Más información

Para Barbate, de 22.000 habitantes, es otro mazazo económico. La pesca da empleo a unas 500 personas pero el Ayuntamiento calcula que el 60% de la localidad depende de la pesca. Ahora hay 4.472 parados. De ellos, unos 300 trabajaron anteriormente en el sector. Mientras el muelle se sume en el silencio, resuenan las bocinas de los empleados públicos frente al Ayuntamiento. No hay dinero para pagarles al día las nóminas. “Pedimos compensaciones para este pueblo y ayudas para que estos pescadores no queden desamparados”, exige el alcalde, Rafael Quirós (PSOE).

El veto del Parlamento Europeo tiene también su vertiente política en clave local. Ningún partido en Cádiz entiende que el eurodiputado gaditano Willy Meyer, de IU, haya votado en contra de la prórroga del acuerdo. Él ha recordado que, a su juicio, se estaban vulnerando derechos del Sáhara Occidental.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción