Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parados murcianos denuncian el bloqueo de sus tarjetas sanitarias

El PSOE dice que la medida es ilegal y afecta a 400 ciudadanos

Ampliar foto
La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre y el de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, en 2010.

María José Sánchez, desempleada de 40 años, recibió hace un par de semanas una noticia que le dejó helada. “En diciembre bloquearemos las tarjetas sanitarias de su familia”, le dijeron en el ambulatorio de Alcantarilla (Murcia). Sánchez, sometida a un tratamiento dermatológico, su marido, parado de 41 años, y su hija, de 14, son tres de los afectados por la decisión del Servicio Murciano de Salud (SMS) de desactivar temporalmente las tarjetas sanitarias a inmigrantes sin recursos y parados de larga duración que han agotado la prestación. El documento se requiere para pedir cita en el ambulatorio o solicitar un especialista.

La medida se aplica, como mínimo, desde octubre y afecta a 400 personas, según el PSOE, y a "cinco”, según el Ejecutivo autónomo, que asegura que no deja desatendidos a los ciudadanos, y que se puede subsanar dándose de alta como beneficiario de un familiar.

El PSOE, sin embargo, sostiene que la suspensión supone el bloqueo temporal de un derecho. Además, contradice una resolución del Gobierno de Murcia de 2009, que recoge que la renovación de la tarjeta es automática. “Conservarán y utilizarán la tarjeta sanitaria individual que les fue expedida antes de la situación de baja en la Seguridad Social, manteniendo la misma asignación de facultativo y centro sanitario”, dice la norma.

ampliar foto
Carta remitida por la Secretaría General Técnica de la Tarjeta Sanitaria.

En paralelo, el SMS ha comunicado la suspensión a inmigrantes a través de cartas. “Le comunico que usted ha sido dado de alta indebidamente como extranjero sin recursos suficientes mayor de 65 años”, recoge una de las misiva, a la que ha tenido acceso EL PAÍS y que se puede consultar en esta información. La carta empieza con un taxativo "Cese del servicio de asistencia sanitaria a cargo del SMS".

Un portavoz del SMS ha admitido la existencia de la carta, pero ha indicado que se ha enviado a un “porcentaje minúsculo” de la población para "evitar los fraudes detectados entre desempleados y mayores de 65 años”.

“El SMS actúa con una mentalidad antigua, vinculando el derecho universal de los ciudadanos. No es aceptable que desde el organismo se hagan distinciones entre trabajadores, parados con prestaciones por desempleo y parados sin prestaciones por desempleo”, ha valorado la diputada socialista Teresa Rosique.

El secretario general de la Consejería de Sanidad, Martín Quiñonero, ha negado este jueves que haya murcianos sin asistencia sanitaria. El dirigente ha acusado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de “negar la financiación real que corresponde por población atendida”.

El Ministerio de Trabajo ha recordado hoy que la ley general de Salud Pública garantiza la asistencia sanitaria a los parados aunque éstos hayan agotado la prestación por desempleo.

Murcia, con esta decisión, se suma a Galicia, donde el Gobierno del popular Alberto Núñez Feijóo ha bloqueado la tarjeta sanitaria a parados de más de un año o sin prestación económica de algún tipo, según han denunciado los afectados.

La deuda del Servicio Murciano de Salud supera los 1.000 millones de euros, más del 25% del presupuesto regional de 2012, y ha sido objeto de un severo plan de choque, que contempla, entre otras medidas, la reducción de horarios de los ambulatorios.