Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tres imputados por los tartazos a Barcina se niegan a declarar

El juez Pedraz les imputa un delito contra la autoridad pública y les prohíbe salir de España

La agresión a la presidenta navarra se produjo el pasado 27 de octubre en Toulouse (Francia)

Los tres miembros del movimiento Mugitu que supuestamente participaron en la agresión a la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina (UPN), se han negado hoy a prestar declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Los hechos sucedieron el pasado 27 de octubre en Toulouse (Francia) durante una sesión del Consejo Plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) en el que Barcina fue investida presidenta de ese organismo. En un momento de la reunión, miembros de Mugitu, un movimiento que se opone al tren de alta velocidad, lanzaron unas tartas contra la presidenta navarra.

Pedraz abrió diligencias contra Gorka Ovejero Gamboa, Ibon García Garrido y Julio Martín Villanueva a principios de noviembre y les imputa un delito de atentado contra la impunidad, que se castiga con penas de cuatro a seis años de cárcel. Los imputados han rechazado declarar ante el juez porque consideran que hay una investigación abierta en Francia y que es allí donde debe seguir su curso la investigación porque es donde sucedieron los hechos.

En Francia, donde además de los tres españoles hay cuatro franceses imputados -Miren Genet, Charleville Meziers, Mail Borredoun y Boris Daussat- se sigue un proceso por presuntos delitos de violencia voluntaria y daños a bienes. Ambos se castigan con una multa.

Medidas cautelares

Pedraz ha aceptado imponerles las medidas cautelares que solicitaba el fiscal, de manera que los tres imputados deberán comparecer semanalmente en la comisaría más cercana a su domicilio, se les ha retirado el pasaporte y tienen prohibido salir de España. El abogado de la defensa, Gonzalo Boye, se oponía a las mismas argumentando que sus clientes deben ir a Francia para prestar declaración allí. En ese caso, señala el juez en el escrito en el que dicta las medidas cautelares, Ovejero, García y Villanueva deberán solicitar permiso para asistir.

En el mismo escrito, Pedraz señala que los imputados dijeron en rueda de prensa que el objetivo de su acción “no pretende en ningún caso ocasionar daños físicos a la persona agredida sino dañar la imagen de la autoridad a la representa”. Además, señala que en el caso de Ovejero, que asistió al acto por su condición de teniente de alcalde del Ayuntamiento de Arruazu (Navarra), “podría apreciarse una agravación de la pena al prevalerse de esta condición” para participar la agresión.

Yolanda Barcina ya declaró ante Pedraz con ocasión de su visita, hace dos semanas, a la Audiencia, donde asistía al juicio por la muerte del concejal de UPN en Leitza Jose Javier Múgica, asesinado por ETA en julio de 2001.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >