Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amaiur se marca como objetivo asaltar el Gobierno vasco

La coalición ‘abertzale’ llevará a Madrid “el sentimiento de un pueblo”

“Esto no es sólo política. Es el sentimiento de un pueblo”. Un Iñaki Antigüedad pletórico, cabeza de lista de Amaiur al Congreso por Bizkaia, fue el encargado de cerrar este sábado el mitin central de la campaña de la coalición abertzale en el Velódromo de San Sebastián. El desembarco en Madrid de la formación, probablemente, según auguran las encuestas, con grupo propio en el Congreso, no será otro que para defender el derecho a decidir del pueblo vasco. Y tan seguros están los abertzales del amplio respaldo que van a conseguir en las urnas el 20-N que incluso dibujaron otros retos: “el asalto a Lakua, a Ajuria Enea, para quitar a ese ocupa”, subrayó Antigüedad, en referencia al lehendakari, Patxi López, y con la vista puesta en las elecciones autonómicas vascas de 2013.

Amaiur, la unión de Bildu y Aralar, exhibió su fuerza al congregar a unas 13.000 personas, el acto más multitudinario de la campaña en Euskadi. Todo en un escenario, el Velódromo de Anoeta, cargado de simbolismo. Primero, porque ha sido el espacio habitual de la izquierda abertzale para medir sus fuerzas. El lugar en el que Arnaldo Otegi, con un pañuelo palestino y una rama de olivo, decía en 2004 apostar por las vías democráticas cuando ETA todavía mataba y cuando el brazo político no condenaba la violencia terrorista, ni se lo planteaba. Segundo, porque Amaiur se planteó el reto de llenarlo y lo consiguió.

"Vais a respetar la mayoría social de este país", se desgañitaba Antigüedad, veterano abertzale, miembro de la Mesa Nacional de Herri Batasuna y exparlamentario de Euskal Herritarrok en el Parlamento vasco, mientras la pantalla que hacía de telón proyectaba las fotos de los candidatos Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba y Yolanda Barcina, la presidenta de UPN.

“No es cuestión de medir a peso el programa, cuando ni Dios se lo lee, ni Dios lo cumple", aseguró con socarronería Antigüedad. “Tenemos dos proyectos. Tener los instrumentos que tienen los estados, ni más, ni menos. Y nuestra única garantía para el cambio es la mayoría de la sociedad vasca”, ahondó.

El líder abertzale recordó a Otegi, parafraseando una de sus máximas: “en política, quien vence, es quien convence”. Durante lo acto, con una cuidada iconografía, se sucedieron los gritos a favor de la independencia, del acercamiento de presos y de la amnistía y antes que Antigüedad intervinieron, entre otros, el coordinador de Aralar, Patxi Zabaleta, y los dirigentes de Alternatiba, Oscar Matute, y el de EA, Pello Urizar.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >