Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más recortes para Madrid en 2012

El Gobierno regional presenta este jueves los presupuestos en medio del debate sobre la privatización de Metro

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.
El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González.

"Nosotros no tenemos ni un puto duro". Esperanza Aguirre, presidenta de Madrid lleva tiempo advirtiendo de que las arcas regionales están famélicas. La estrategia del Gobierno autonómico pasa por ir alertando poco a poco de los recortes. En este escenario está previsto que el consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, presente mañana los presupuestos de la Comunidad de Madrid para el año que viene. Habrá que ver dónde meten la tijera después de fuertes tajos en los últimos años, han menguado un 12% desde 2008. Apenas queda margen para grandes ajustes.

"Hay que seguir haciendo recortes y hay que seguir haciendo ajustes", ha anunciado esta mañana el vicepresidente regional, Ignacio González, quien por primera vez en los últimos años avanzó algunos de los criterios que marcarán las cuentas públicas para 2012. Entre ellos, está la supresión de nuevas empresas y organismos públicos. El año pasado ya eliminaron casi un centenar, entre ellos el Servicio Regional de Empleo o Mintra. La Comunidad de Madrid pretende seguir ahondando en esta medida y busca adelgazar aún más la administración. "Nos vemos abocados a tener que hacer recortes, lo que no quita que la mayoría del gasto de la Comunidad va a ir a los servicios sociales, como sanidad, educación o transportes", ha añadido el número dos de Aguirre. Con este requiebro ha evitado confirmar si estos capítulos sufrirán mermas el próximo ejercicio. González, sin embargo, si ha deslizado: "Hay que hacer un ejercicio de responsabilidad para tratar de generar recursos". La frase se ha entendido como una puerta abierto a nuevas privatizaciones. Horas más tarde un portavoz de la consejería de Presidencia, que dirige González, ha descartado con rotundidad que los presupuestos de 2012 incluyan privatizaciones o subidas de impuestos.

Aún así, arrecia el debate por la privatización de Metro. La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han alcanzado un acuerdo por el que el Gobierno regional se quedará en exclusiva con la gestión de la empresa pública que gestiona los trenes a cambio de 140 millones anuales. La oposición ve en este acuerdo una vía para que el Ejecutivo de Aguirre privatice Metro. Además, la patronal ha pedido que se "externalice" la gestión de las empresas públicas de transportes. Y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que hasta ahora compartía gestión de Metro ha afirmado esta mañana que no puede "garantizar" que la empresa pública no se privatice. González cuestionado sobre el asunto ha manifestado: "No sé de donde sale eso", ha dicho y ha proseguido: "Se trata de que la Comunidad de Madrid asuma el 100% de los derechos accionariales y a partir de ahí, tendrá la gestión integral de la compañía y eso es hacer mucho más eficiente la gestión de la compañía". González ha evitado negar una futura privatización de Metro. Aunque un portavoz regional lo ha descartado y ha explicado que la táctica del Gobierno regional va más por "ajustar cuentas con el Estado para conseguir más recursos".

Este año, la elaboración de los presupuestos trae de cabeza al consejero de Economía y Hacienda. Además de estrenarse en esta tarea lleva semanas quejándose de que tendrá que diseñar la previsión de gasto e ingresos públicos "a ciegas". Argumentan que como el Gobierno central no ha aprobado su presupuesto desconocen la cuantía de los ingresos que recibirán del Estado. "Suponen cerca de un 70% de los ingresos de la Comunidad de Madrid y desconocemos la cifra", asegura un portavoz regional. Lo cierto es que Percival Manglano acudió en junio al Consejo de Política Financiera y Fiscal, el cónclave donde se reunen los consejeros de Economía de todas las autonomías, y allí recibió una previsión de ingresos que asciende a unos 13.500 millones. La Comunidad arguye que la cifra es orientativa y que el Estado anunciaba la cuantía definitiva poco antes de aprobar sus presupuestos, pero este año el Ministerio de Economía no presentará los presupuestos. Aun así, Madrid ha hecho los suyos con nuevos recortes.