Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía recaudará 227 millones más con la subida de cinco impuestos

El presupuesto de la Junta será de 32.072,7 millones de euros, un 1,2% más que este ejercicio

Griñán lleva el endeudamiento al máximo para cuadrar los cuentas de 2012

La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo.
La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo.

Andalucía se salta el guión y apuesta por otra salida para equilibrar las deterioradas cuentas públicas. En un momento en el que los recortes sistemáticos del gasto se han impuesto, el Gobierno socialista de esta comunidad presentó este martes un avance de sus presupuestos en el que se prevé un incremento del 1,2% de los ingresos. Para conseguirlo, la Junta de Andalucía pretende llevar al límite legal su endeudamiento y subir hasta cinco impuestos para recaudar 227 millones más durante 2012. La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, estima que los ingresos durante 2012 llegarán a los 32.072,7 millones de euros, 390,5 más que este ejercicio.

Este anuncio llega cuando la mayoría de comunidades autónomas están recortando ya a cara descubierta y metiendo la tijera en sectores como la educación y la sanidad, que hasta ahora parecían intocables. El Gobierno andaluz insistió en que la enseñanza será prioritaria en los presupuestos. Además, se comprometió a mantener los servicios y prestaciones sociales.

La Junta estima que el escenario económico no mejorará sustancialmente a lo largo de 2012. El PIB regional crecerá un 1% y, respecto al paro, lo previsible es que “no se destruirá empleo, pero tampoco se creará mucho”. Con este panorama, y para lograr el crecimiento de los presupuestos, la Junta tendrá que recurrir a la subida de impuestos —se gravarán más los patrimonios elevados, grandes fortunas y vehículos de lujo— y, sobre todo, al endeudamiento, que crecerá un 33% respecto a las cuentas de este año. Por la vía del endeudamiento Andalucía espera conseguir 1.000 millones más que este año.

El avance presentado supone una ruptura de la tendencia de los dos últimos ejercicios. Los presupuestos de 2010 decrecieron un 0,1% y los de este año, un 6,1%. También implica un cambio considerable en la configuración de la estructura de los ingresos de la Junta.

En los presupuestos de 2011, el departamento de Martínez Aguayo recortó drásticamente los ingresos financieros “por el esfuerzo en la reducción del déficit” que supuso el “compromiso con la estabilidad presupuestaria”, según se señala en las cuentas aún vigentes. Ese recorte del endeudamiento implicó que los ingresos financieros cayeran un 31,4% en 2011.

La Junta da ahora un golpe de timón y vuelve a incrementar las operaciones de crédito, con lo que los ingresos financieros (endeudamiento) crecerán un 33% en 2012. Esta subida permitirá contrarrestar la caída prevista del 3% de los ingresos no financieros (recaudación de impuestos, los fondos europeos y de compensación interterritorial y de las transferencias finalistas).

Martínez Aguayo reconoció ayer que la Junta se ha propuesto “agotar todos los límites de endeudamiento” en la elaboración de las últimas cuentas de la legislatura. Sin embargo, la consejera también insistió en que la comunidad cumplirá con el techo de déficit fijado para las comunidades: el 1,3% de su PIB en 2012. Según Martínez Aguayo, esto será posible gracias a que Andalucía tiene una de las deudas más bajas de España en relación con el PIB.

La consejera también reconoció que las cuentas regionales que está elaborando para el próximo ejercicio se realizan en un “entorno peculiar” debido a que las comunidades no disponen la previsión de los ingresos que recibirán del Estado. Las elecciones generales se han convocado para el 20 de noviembre, con lo que los actuales Presupuestos Generales del Estado se han tenido que prorrogar y será el nuevo Gobierno que salga de las urnas el que decida si se modifican o no.

Pese a esta falta de concreción de los ingresos que Andalucía recibirá del Estado, Martínez Aguayo afirmó que la Junta tiene “razones legales, económicas y políticas” para elaborar sus cuentas. La consejera andaluza criticaba así la actitud tomada por las comunidades gobernadas por el PP que han abierto la puerta a prorrogar sus presupuestos.

Las autonomías del PP llevan días presionando al Gobierno central para que convoque el consejo de política fiscal y financiera para aclarar las previsiones económicas y de ingresos. Según el razonamiento de los populares, las comunidades deben contar con estas previsiones para poder elaborar sus presupuestos autonómicos. “No comparto el argumento de que debe celebrase esa reunión para formular un presupuesto”, dijo la consejera, para quien las comunidades “tienen marcos legales establecidos para aplicar sus propias políticas presupuestarias”. “Si no lo hacen, incurren en una insumisión constitucional, un engaño a sus poblaciones, en una manera de no decir lo que se quiere hacer”, opinó Martínez Aguayo.