Dirigentes socialistas apuestan por aplicar ya las listas cremallera

La secretaria federal de Igualdad dice que está vigilante con las candidaturas

Acto del PSOE con mujeres en la campaña electoral de 2008 en Sevilla.
Acto del PSOE con mujeres en la campaña electoral de 2008 en Sevilla.PÉREZ CABO

El PSOE no tiene duda de que cumplirá la ley de Igualdad en sus candidaturas de manera que ningún sexo tenga una representación superior al 60% ni inferior al 40%. Esto en teoría es así, pero al situar a las mujeres en puestos peores de salida, lo que se temen algunas dirigentes del PSOE es que el grupo parlamentario del Congreso no tendrá esa proporción. Esta situación no se puede dar en las candidaturas al Parlamento de Andalucía porque la ley Electoral de la comunidad obliga a las listas cremallera. Y eso es precisamente lo que algunas dirigentes reclaman: no esperar a ninguna modificación legal en las papeletas al Congreso y actuar ya.

El malestar de fondo en las mujeres del PSOE es notable, aunque dada la delicada situación electoral de este partido nadie quiere ningún estruendo. También las responsables de Igualdad han recibido el mensaje de no forzar el nivel de protesta. El discurso oficial es que aún no está dicha la última palabra sobre el orden de las listas y que el PSOE “como no puede ser de otra manera”, según Soledad Cabezón, secretaria federal de Igualdad, hará listas paritarias. “Estamos muy pendientes de que se cumpla la proporción del 40-60, no estoy especialmente preocupada”, señaló. Casi idénticas palabras pronunció la responsable de Igualdad del PSOE andaluz, Trinidad Muñoz, quien opinó que “las cosas se están haciendo bien”.

Más información
Las mujeres del PSOE batallan para mantener su poder en las listas
Rubalcaba doblará el número de mujeres en sus listas

En algunas agrupaciones, han sido las propias ejecutivas y sus secretarios generales los que han propuesto listas cremalleras (la alternancia de hombre y mujer o a la inversa en las listas) como son los casos de Granada, Córdoba, Jaén, Huelva y Almería, aunque en las otras tres (Sevilla, Málaga y Cádiz) los varones se garantizan los mejores puestos de salida con la excusa, en algunos casos, de que la candidatura la encabeza una mujer. Es lo que ha pasado en Málaga, donde la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, lidera la papeleta seguida de un pelotón de tres hombres. En esta provincia las posibilidades de sacar escaño se limitan a tres.

La secretaria malagueña de Igualdad, Meli Galarza, apostó en un artículo reciente por elevar el nivel de exigencia del PSOE para paliar el “déficit democrático” de representación de las mujeres de manera que “allí donde la norma exija paridad en las listas que estas sean cremallera”. Galarza se revuelve cuando se le pregunta si las responsables de Igualdad del PSOE están bajando el nivel de exigencia. “Esto es algo que debe ser de todo el partido y no solo debe recaer en las secretarias de Igualdad”, sostiene.

De igual opinión es Carmen Hermosín, la histórica dirigente sevillana que ha renunciado a repetir en la lista por Sevilla, donde fue de número dos en las pasadas elecciones, puesto que ahora ocupará el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera. Cabezón irá en tercer lugar. “Es cierto que no es obligatorio hacer listas cremallera, pero no hacer ese esfuerzo lo veo un retroceso. Para el PSOE las leyes de paridad deben ser el punto mínimo de partida y con las previsiones electorales y las candidaturas que se están haciendo creo que el grupo parlamentario que salga no va haber una representación del 40-60”, subrayó.

La consejera de Igualdad, Micaela Navarro, no entró en polémicas, aunque aseguró que la presencia de mujeres “no puede depender de ninguna coyuntura”. En una entrevista en Canal Sur, la secretaria de Organización, Susana Díaz, dijo que no habrá “ni un solo paso atrás” y que cumplirán “escrupulosamente” con la ley.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS