Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de San Sebastián exige a ETA que tenga “valentía para disolverse”

José Ignacio Munilla pide a los terroristas que reconozcan “el mal cometido”

"Recomponer tanto dolor y sanar tanto rencor exige un ejercicio muy serio de transparencia"

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, posa en su despacho. Ampliar foto
El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, posa en su despacho.

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha pedido hoy ETA que tenga “la valentía para disolverse y reconocer el mal cometido de una forma clara y superando toda tentación de autojustificación”. Lo ha hecho durante su homilía en la misa que ofició en el santuario de Aránzazu con motivo de la celebración de la festividad de la patrona de Gipuzkoa. En el exterior del templo, y como ya viene siendo habitual en este tipo de celebraciones, familiares de presos de ETA exponían sus reivindicaciones. Ningún representante de la Diputación foral de este territorio, gobernada por Bildu, ha acudido a la misa.

La Iglesia "arropará con solicitud cristiana a las víctimas de la violencia", promete Munilla

El prelado vasco recordó a la banda terrorista que “recomponer tanto dolor y sanar tanto rencor exige un ejercicio muy serio de transparencia”, y que “no cabe dejar la menor duda de aprobación de la violencia: ni en el pasado, ni en el presente, ni en el futuro”. Por este motivo, Munilla suplicó a la Virgen de Aránzazu que “mueva los corazones de todos aquellos cuantos deban dar pasos en la dirección de la paz”, al tiempo que reiteró el compromiso de la Iglesia para “arropar con solicitud cristiana a las víctimas de la violencia”.

El obispo recordó que la mayor dificultad a la que se enfrenta la fe católica en nuestros días no es tanto el ateísmo, cuanto la “deformación e incluso la reformulación de la fe, llevada a cabo desde las categorías ideológicas del momento o simplemente desde nuestros gustos personales”.

Más información