Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuel Cobo evoluciona bien dentro de la gravedad según el último parte médico

Los médicos que atienden al vicealcalde en estado grave en La Paz, donde ingresó anoche tras sufrir un accidente de moto, descartan que sufra daño cerebral

Tiene momentos de consciencia y no está desorientado

Rajoy acude a La Paz a las ocho de la tarde, informa que "evoluciona positivamente"

Manuel Cobo evoluciona bien dentro de la gravedad según el último parte médico

El número dos del Ayuntamiento de Madrid, Manuel Cobo, permanece ingresado en estado grave en la Unidad de Medicina Intensiva del hospital de La Paz tras sufrir anoche un accidente de tráfico cuando la motocicleta de gran cilindrada que conducía se salió de la vía en la bifurcación de la carretera de Castilla (M-500) y la M-503 en dirección a Pozuelo y Majadahonda. El siniestro se produjo sobre las nueve de la noche y, según fuentes de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, no intervino ningún otro vehículo, informa F. J. Barroso. Cobo, de 55 años, está "entubado, estable hemodinámicamente -con las constantes vitales normales- y con evolución neurológica favorable", según han explicado los profesionales que le atienden en un escueto parte médico difundido a las 12.50.

Fuentes del entorno de Cobo han informado, a última hora de la tarde, que en principio los médicos iban a dejar un plazo de 48 horas antes de evaluar de nuevo el paciente, pero que, visto la buena evolución de su estado, han cortado este plazo a 24 horas. No obstante, parece que Cobo sigue intubado y continúa con ventilación mecánica, puesta "porque tiene unas costillas dañadas y le cuesta respirar”, según un miembro del equipo hospitalario. Los médicos habían informado por la mañana de que, en ausencia de novedades, no daría otro parte hoy. A las diez y media de la noche no ha salido más información oficial del hospital.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha visitado el hospital por la tarde. Ha llegado sobre las ocho, y ha pasado unos 15 minutos dentro. Al salir ha dicho que ha estado con la familia del paciente y los ha visto "con la lógica preocupación, pero animados". Según Rajoy los médicos le han confirmado que Cobo "evoluciona positivamente".

Fuentes municipales han informado de que los médicos le han realizado un escáner y han descartado que Cobo, que sufre traumatismo craneoencefálico y trauma torácico, tenga un edema cerebral. Las mismas fuentes han explicado que ha tenido momentos de consciencia y que no está desorientado. Junto a él se encuentra toda su familia y sus cuatro hijos. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, suspendió su agenda para hoy. Ha estado en el hospital desde las ocho de la mañana, salvo cuando ha salido para comer, entre las dos y las cinco, para seguir de de cerca la evolución de su más estrecho colaborador. El grupo municipal socialista también suspendió los actos que tenía previstos.

Arropado por toda la corporación

El alcalde, Florentino Pérez, Ana Botella y Jaime Lissavetzky, en La Paz, donde está hospitalizado Manuel Cobo. ampliar foto
El alcalde, Florentino Pérez, Ana Botella y Jaime Lissavetzky, en La Paz, donde está hospitalizado Manuel Cobo.

Aunque anoche no acudió nadie del Gobierno regional, esta mañana lo ha hecho su vicepresidente, Ignacio González, en representación del Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre. "Felicitarnos por que afortunadamente la cosa no es tan grave como inicialmente parecía", ha indicado González a su salida del centro hospitalario. El vicepresidente madrileño ha explicado que "la cosa evoluciona muy bien" y que han querido ir hasta La Paz para "mostrar el apoyo a la familia". Francisco Granados, secretario general del PP de Madrid, ha llegado sobre las 13.50 a La Paz y, a su salida, ha comentado que ha pasado un rato con el alcalde, que está "de manera permanente" en el hospital, y con algunos concejales.

Ellos le han trasmitido la "extraordinaria noticia" de que "Manolo está mucho mejor". "Su estado no es tan grave como parecía anoche", ha añadido el número dos del PP madrileño, que ha añadido que Cobo aún no puede recibir visitas. Granados y Cobo mantuvieron un abierto enfrentamiento a cuenta del escándalo del espionaje político. Entre los miembros de la corporación, el optimismo es generalizado. Tras Granados, ha salido del hospital para comer Gallardón.

Previamente, han acudido el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, y el portavoz municipal de UPyD, David Ortega, que ha destacado que las "noticias son buenas" y que todo su equipo está para apoyarle. Por su parte, el vicepresidente segundo del Senado, Juan José Lucas (PP), ha dicho que las primeras 48 horas "son clave" y que los simpatizantes del PP están "inquietos" para que éstas pasen. "Se vivió un momento de inquietud pero el escáner ha tranquilizado", ha añadido.

Esta tarde ha acudido al hospital Ana Pastor, actual diputada del PP por Pontevedra y exministra de Sanidad y Consumo en la última legislatura de Aznar. Pastor ha dicho que “Cobo está en las mejores manos”. Ha explicado que ha venido a desearle una pronta recuperación y añadió que el paciente “va por buen camino”. Sobre las cinco de la tarde ha llegado la presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

Fuentes municipales han explicado que el casco que Cobo utilizaba en el momento del accidente no era integral, por lo que además de los traumas en la cabeza y el pecho, ha sufrido también fractura de nariz y abrasiones en el rostro. Los sanitarios del Samur, que se desplazaron al lugar del siniestro tras la llamada de una conductora que presenció el accidente, lograron estabilizarlo y trasladarlo al centro hospitalario, adonde de inmediato llegaron la madre y la hermana de Cobo y buena parte de la corporación municipal, con el alcalde a la cabeza.

En los primeros momentos, el alcalde presenció cómo una decena de facultativos trataba a su hombre de confianza, lo que, según fuentes del Ayuntamiento, le dejó muy impresionado y le hizo temer una peor evolución. Poco después, en la entrada de urgencias se reunieron los concejales Ana Botella, Juan Bravo, Miguel Ángel Villanueva y Patricia Lázaro, a quien posteriormente se unieron Jaime Lissavetzky, líder de la oposición socialista en el Ayuntamiento de la capital y otros cargos municipales. También acudió a interesarse por la evolución del herido el presidente del Madrid, Florentino Pérez.

Las primeras informaciones describieron su estado como muy grave, por lo que, a medida que el veredicto médico fue infundiendo cierta tranquilidad, los congregados comenzaron a intercambiar palabras de alivio. Pasadas las doce y media, el alcalde agradeció a todos los medios “su interés y su profesionalidad” en el tratamiento informativo del accidente. “La familia me ha encargado que les exprese su agradecimiento. Creo que en estos momentos podemos estar aliviados”, declaró.

Un político cercano a Gallardón

Político muy próximo a Mariano Rajoy, la carrera de Cobo, de 55 años, ha estado siempre ligada a la de su jefe en el Ayuntamiento de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. En los últimos tiempos se enfrentó a su propio partido tras denunciar una serie de seguimientos y espionajes políticos protagonizados por hombres próximos al secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

Además, Cobo fue sancionado por el Comité de Garantías de su partido después de criticar a la presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP regional en una entrevista en EL PAÍS. En aquellas declaraciones opinaba que las maniobras de la presidenta para hacerse con el control de Caja Madrid eran "de vómito". La entrevista provocó una furibunda protesta desde el entorno de Aguirre. Cobo aseguró que acata la condena, aunque no le gusta estar suspendido "ni un solo día".

Natural de Ponferrada (León), Cobo es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y master en Administración de Empresas por ICADE. Ejerció como abogado desde 1980 hasta 1989 y su entrada en la política regional se produjo en 1991. Ese año concurrió a las elecciones autonómicas en la lista del PP que encabezaba Ruiz-Gallardón y fue elegido diputado en la tercera legislaturade la Asamblea madrileña (1991-1995).

En la siguiente legislatura, y con Ruiz-Gallardón presidiendo la Comunidad con mayoría absoluta, Cobo fue reelegido portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea y portavoz de su grupo para la Comisión de Presupuestos y Hacienda

Cobo acompañó de nuevo a Ruiz-Gallardón en el número cuatro de las listas electorales del PP a la alcaldía de Madrid, que su partido ganó por mayoría absoluta en mayo de 2003, convirtiéndose en vicealcalde en junio de ese mismo año, cargo que ostenta en la actualidad.

Más información