Solo Alemania incluye en su Constitución el equilibrio presupuestario

Zapatero recoge la regla de oro de Merkel y Sarkozy para aplicarla a España La inclusión del déficit cero plantea problemas jurídicos y es de difícil efectividad

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel,en el palacio del Elíseo de París.
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel,en el palacio del Elíseo de París.EFE

La inclusión en la Constitución de un techo de gasto no es una medida inédita aunque es muy difícil de llevar a cabo tanto jurídica como financieramente. En la Unión Europea solo Alemania tiene un precepto constitucional, bautizado como “freno al endeudamiento”, que impone un rigor presupuestario.

Dicho precepto se quiere extender a los 17 países miembros de la eurozona según la propuesta que salió de la cumbre franco-alemana de la pasada semana. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, propiciaron la llamada “regla de oro”, por la cual antes de que concluya el verano de 2012 las Constituciones de cada Estado de la eurozona deben fijar el calendario del déficit cero. La norma tendrá carácter vinculante para cada país, aunque ni Sarkozy ni Merkel concretaron las sanciones que llevaría acarreadas el incumplimiento de este precepto.

Y ahí está el quid de esta medida y su efectividad. ¿Qué ocurre si una vez incluida en las constituciones se incumple? Nadie ha contestado a esa pregunta. Tampoco José Luis Rodríguez Zapatero ha precisado qué medidas coercitivas irían aparejadas al incumplimiento de un precepto que ya tendría rango constitucional.

De hecho, otra norma como el Pacto de Estabilidad, uno de los ejes fundamentales del Tratado de la Unión, que limita al 3% del PIB el déficit máximo de los Estados de la eurozona, ha sido incumplido por la práctica totalidad de los países sin ninguna consecuencia. Por eso, la propuesta franco-alemana también quiere incluir sanciones para los países incumplidores.

En caso de impulsarse una reforma constitucional en España, el ejemplo alemán es, por ahora, el único referente. A comienzos de 2009, Alemania incluyó en su Constitución un artículo para forzar el equilibrio presupuestario. En concreto, se trata del artículo 109, párrafo 3 de la Ley Fundamental Alemana, que exige que a partir de 2016 el déficit estructural del Estado no supere el 0,35% del Producto Interior Bruto (PIB). No obstante, la norma permite excepciones en casos de catástrofes naturales o recesiones graves (como sería el caso actual)

En cuanto al déficit de los länder o regiones autónomas en las que se divide el estado federal, se les da de plazo hasta 2020 para equilibrar completamente sus presupuestos y reducir a cero su déficit.

Este parece ser el modelo elegido por el Gobierno español, que pretende introducir una cláusula para garantizar el equilibrio presupuestario del Estado a partir de 2018, aunque no se ha especificado los plazos que regirían para autonomías y si los entes locales también estarían incluidos.

Francia, la otra gran impulsora de la regla de oro, también tendrá que dar ejemplo incluyendo en su Carta Magna el déficit cero, pero no lo va a tener fácil porque necesita el apoyo de los tres quintos de las dos cámaras legislativas y la oposición socialista se muestra reticente.

En Italia, su primer ministro, Silvio Berlusconi, anunció la medida el pasado 5 de agosto para calmar a los mercados y evitar la escalada de la prima de riesgo. Pero también precisa de una mayoría parlamentaria de dos tercios.

Otros países, como Austria o Bélgica, se han mostrado reticentes a una modificación constitucional, que requeriría un referéndum popular.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50