Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno declara ilegales pasaportes que sitúan a Ceuta y Melilla en Marruecos

La Policía ha recibido la orden de no aceptar la entrada de sus titulares en territorio español

Los primeros documentos fueron encontrados en junio de 2010 en Nador (Marruecos)

Una imagen de la frontera con Melilla para entrar en España. Ampliar foto
Una imagen de la frontera con Melilla para entrar en España. EFE

El Gobierno español ha declarado ilegales los pasaportes que sitúan a las ciudades de Ceuta y Melilla como parte de Marruecos. Hasta que comenzaron a detectarse, hace ahora un año, en los documentos de los ciudadanos marroquíes que habían nacido en las dos ciudades autónomas, no aparecía ningún país asociado a su lugar de nacimiento, o aparecía España. Entonces, comenzó a figurar Marruecos en lugar de España.

La Jefatura Superior de Policía de Melilla, como ha explicado hoy en respuesta a preguntas de la prensa recogidas por Efe, dio instrucciones a sus agentes de fronteras para que no admitan como documento válido para la entrada en la ciudad estos pasaportes. La policía de Ceuta hizo lo mismo cuando comenzaron a encontrarse documentos de este tipo, siguiendo las órdenes dadas desde la Jefatura de la Policía Nacional, con sede en Madrid.

En las dos ciudades autónomas se aplica la directriz emitida por el Ministerio de Asuntos Exteriores a las oficinas consulares españolas para que esos pasaportes no se acepten como documentos de viaje válidos para tramitar un visado, ni para cruzar las fronteras españolas, tal y como ha informado el Gobierno en una respuesta al diputado por Ceuta Francisco Márquez (PP), que elevó una pregunta al Ejecutivo en marzo de este año. Tampoco se aceptan para tramitar permisos de residencia o de trabajo, ni para ser soporte de una tarjeta de identidad de extranjero, como informan las Delegaciones de Gobierno de Ceuta y Melilla.

El Ejecutivo informó a Márquez de que el Ministerio de Exteriores tuvo noticia "en el mes de junio de 2010" de que "algunos solicitantes de visado en el Consulado General de España en Nador (Marruecos) acompañaban su solicitud con un pasaporte marroquí en el que figuraba como lugar de nacimiento Melilla/Marruecos". El Gobierno dio instrucciones para que no se aceptasen e informó al Ministerio de Presidencia, al Ministerio de Interior y al de Trabajo e Inmigración.

"Ceuta y Melilla son España"

Antonio María Claret, delegado del Gobierno en Melilla, considera que la decisión del Ejecutivo de invalidar estos pasaportes es "correctísima" porque "si hay algo claro es que Ceuta y Melilla son España, y nadie puede poner eso en cuestión". El comisario del Cuerpo Nacional de Policía en Melilla, Miguel Vaquero, no ha dado cifras del número de documentos interceptados, aunque ha apuntado que "no hay muchos".

En Ceuta, la situación es similar. Hasta principios de año se detectaron algunas decenas en la Delegación de Gobierno, de aquellos pasaportes que habían pasado desapercibidos en la frontera (la línea entre los dos países es transitada por unas 35.000 personas al día). Fundamentalmente, como explican, se trataba de ciudadanos con permiso de trabajo caducado, a los que se instaba a subsanar el error y volver de nuevo, como en cualquier caso de tramitación de documentación ante la Administración. La Policía Nacional asegura que no puede dar estadísticas de los pasaportes interceptados, porque no las registran, pero apuntan a que el problema es casi anecdótico y no representa un número elevado. Según explican, la inscripción errónea depende de la oficina en que el ciudadano marroquí se hace por primera vez, o se renueva el pasaporte.

Los pasaportes de la polémica se concentraban especialmente en las áreas de Tetuán y Nador, ciudades muy cercanas a las españolas donde residen muchos ciudadanos marroquíes nacidos en centros médicos de Ceuta y Melilla, respectivamente. Como explican en la Delegación de Gobierno de esta ciudad, el error se encontraba tanto en pasaportes de ciudadanos residentes en Melilla, en donde aparecía "Melilla/Marruecos" en su domicilio, o en el de niños, donde en el lugar de nacimiento indicado estaba escrito de la misma forma.

El Colegio de Abogados de Madrid también pidió a sus colegiados, el pasado mes de enero, que no admitieran como documentos de viaje ni como documentos identificativos para tramitar procedimientos en materia de extranjería e inmigración aquellos pasaportes con la mención Ceuta/Marruecos o Melilla/Marruecos. Habían sido alertados por la Oficina de Extranjeros en las Islas Baleares, que encontraron algunos documentos de este tipo en julio de 2010.

En las Delegaciones del Gobierno de Ceuta y Melilla indican que desde que comenzaron a rechazar los pasaportes, y a medida que tuvieron que empezar a enmendarlos desde la Administración marroquí, ya casi no les llegan casos como estos. El Ministerio de Exteriores informa de que la Embajada española en Rabat (Marruecos) "hizo las gestiones oportunas para pedir a las autoridades marroquíes que estos hechos no se volvieran a repetir". Y añade que espera "que así sea". Durante los últimos meses, según confirma el departamento que dirige Trinidad Jiménez, "no han entrado en los Consulados de España más pasaportes así", para solicitar visados o hacer otros trámites.