_
_
_
_

Salgado matiza a Blanco y afirma que no subirán los impuestos a corto plazo

La vicepresidenta asegura que el aumento fiscal depende de la recuperación del consumo El Banco de España vigilará los incentivos que se dan en el sector financiero

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ha matizado esta mañana las declaraciones sobre la necesidad de subir los impuestos que expresó ayer el ministro de Fomento, José Blanco, para costear las grandes infraestructuras.

Salgado ha asegurado esta mañana en Onda Cero que no está previsto "a corto plazo" ninguna modificación en los impuestos, ni directos ni indirectos. Ha subrayado que "en este momento no hay nada sobre la mesa" y que, en todo caso, el debate se producirá en un futuro. Pero para ello, ha puntualizado, antes “se debe recuperar el consumo para pensar en una subida de impuestos”.

Además, Salgado ha recordado que la presión fiscal en España es inferior "en siete u ocho puntos a la media europea" y que la recaudación ha caído en los últimos años, "en parte por culpa de la crisis". La vicepresidenta aclaraba así las declaraciones del ministro de Fomento, José Blanco, que ayer afirmó que España no es va a ser capaz de mantener las grandes infraestructuras "sin tocar" los impuestos y que reclamó una reflexión sobre el futuro de las grandes obras.

Salgado ha señalado que estas declaraciones son, "como en otras ocasiones", una reflexión a más largo plazo y añadió que ahora lo que es necesario es que se recupere el consumo. La vicepresidenta ha admitido también que los informes que maneja el Ministerio de Economía y Hacienda muestran una previsible desaceleración en el segundo trimestre en toda Europa, que "lógicamente" no crece como los países emergentes. Pero también ha recordado que es una circunstancia "que estaba dentro de las previsiones".

El Banco de España vigilará los incentivos del sector financiero, para que no se incrementen los riesgos a futuro sobre la solvencia del sistema financiero y los efectos sobre las personas o la burbuja inmobiliaria"

Impuestos a los banqueros

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vicepresidenta también ha aclarado las críticas a la banca del vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, que acusó al sector de ser responsables de la crisis, y las afirmaciones del ministro de Trabajo, Valeriano Gomez, que anunció tipos aumentados para gravar las retribuciones “muy altas” de los directivos de la banca. "Las retribuciones a partir de un nivel que se considere máximo deberían tener una carga fiscal mayor", aseguró el ministro.

Salgado ha precisado que estos anuncios se refieren no a las retribuciones, sino a determinados incentivos. "Una retribución alta no tiene por qué estar considerada fiscalmente de forma diferente si quien la percibe es un banquero u otra persona de otro sector", ha justificado. Pero sí, ha puntualizado, se debe tener "especial cuidado" con los incentivos por determinadas actuaciones. La vicepresidenta ha puesto como ejemplo los incentivos que pudieran percibir los empleados de una sucursal bancaria a los que se bonificara por firmar muchas hipotecas, sin aclarar si los que las asumen tienen capacidad para hacerles frente.

Según la ministra de Economía y Hacienda, ese hecho tiene dos efectos: que hay una retribución que debe gravarse porque es un incentivo y que hay un "incentivo perverso", porque fomenta que haya más hipotecas de lo razonable, lo que ha sido la causa de la crisis bancaria.

"El Gobierno, siguiendo las indicaciones de la Unión Europea, lo que va a hacer es que el Banco de España vigile los incentivos del sector financiero", ha afirmado Salgado. "Para que no se incrementen los riesgos a futuro sobre la solvencia del sistema financiero y lo que puedan ser los efectos sobre las personas o la burbuja inmobiliaria".

Por otra parte, el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar ha afirmado este miércoles que el sistema fiscal español es "manifiestamente mejorable", informa Europa Press. "Para preservar el modelo social europeo, para preservar lo que ha hecho mejores a 500 millones de ciudadanos [al convertirse en europeos] es imprescindible practicar la austeridad en el gasto, pero también la equidad fiscal en los ingresos".

En declaraciones a la Cadena SER, López Aguilar ha indicado que la presión fiscal "contiene inequidades e injusticias en la medida que las rentas del trabajo están mucho más gravadas que las rentas del capital, que los rendimientos del capital y los movimientos especulativos".

Por ello, subrayó que reformar la fiscalidad es un trabajo que "hay que acometer en toda Europa" y señaló que para ello los socialistas europeos apuestan por "la conversión de la deuda en eurobonos, que mutualicen y hagan solidaria la satisfacción de la deuda para los países en dificultades pero también de un nuevo equilibrio fiscal que introduzca un impuesto contra las transacciones financieras especulativas".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_