Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si hubieran sido tan pocos los que provocaron los incidentes, no se hubiera puesto en jaque mate al Parlament"

Anna Simó, diputada republicana, recuerda que la protesta había sido convocada con varios días de antelación

Anna Simó.
Anna Simó.

La portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Parlament, Anna Simó, intentó ayer hasta cinco veces entrar en la cámara catalana, sin éxito. Lo intentó a pie y en vehículo, pero al final tuvo que recorrer al helicóptero para acceder al Parc de la Ciutadella, donde se ubica el órgano legislativo. Simó se muestra crítica por el dispositivo policial, poco efectivo, ya que recuerda que el movimiento convocó con tiempo la protesta. La diputada avisa que no hay que ser "reduccionista" con los violentos y alerta eran suficientemente numerosos y estaban suficientemente organizados para poner en jaque mate al sistema.

Pregunta. ¿Cómo vivió los incidentes de ayer?

Respuesta. Hace más de cuatro años que soy diputada y nunca había visto nada igual. Lo viví con una mezcla de tristeza e indignación, ya que no se entendió la tarea que veníamos a hacer al Parlament, que era debatir unos presupuestos. Ayer se vulneraron los derechos de los diputados y creo que nos tenían que haber dejado entrar sin problemas y que ellos hubieran mantenido su discrepancia legítima contra los recortes, que yo también comparto, pero sin coacciones.

Yo intenté hasta cinco veces entrar en el Parlament y al final lo conseguí de una forma que no me gustó nada [accedió en helicóptero]. Pero creo que estamos hablando demasiado de nosotros y debemos dejar de mirarnos el ombligo, porque esto está provocando que esto está pasando por alto del debate de los presupuestos, que por cierto, no son buenos.

P. ¿Cree que se podía haber evitado?

R. No hay excusa sobre lo que pasó ayer, ya que se sabía perfectamente hace días que habría una acampada, el movimiento había convocado la protesta y era conocido por todos. Se tenía que haber evitado las agresiones y debía haber un dispositivo mejor preparado y coordinado.

P. ¿Ha cambiado su visión del movimiento del 15M?

R. No creo que sea relevante la imagen que pueda tener yo, sino que lo importante es la imagen que el movimiento dio a todos aquellos simpatizantes que no acampan, pero que dan apoyo a su filosofía. Hay que reconocer que los indignados hicieron bien en rechazar los incidentes, pero lamento que no hayan sido capaces de pararlos ellos mismos. Espero que todo lo sucedido sirva para que los indignados pasen a la acción y sirva para que cambien las cosas, para que se pueda combinar la democracia participativa que representa el movimiento con la democracia representativa que encarna el Parlament. Pero todo ello sin excluir a nadie.