Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero culpa al PP de las cifras de paro

El jefe del Ejecutivo recuerda el récord a la baja del desempleo durante su mandato

Cola en una oficina de Lanbide-Inem en Bilbao. Ampliar foto
Cola en una oficina de Lanbide-Inem en Bilbao. EFE

La crisis internacional y las leyes aprobadas por el Partido Popular cuando estaba en el Gobierno han disparado las cifras de paro en España, según explicó ayer en el Senado el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE). No solo no admitió responsabilidad alguna sobre los casi cinco millones de parados que hay en España, sino que se jactó de dos datos: en 2007, con él ya en La Moncloa, se alcanzó la cifra más baja de desempleo de la historia; y en la actualidad se dispone del mayor porcentaje de cobertura para los que no tienen trabajo.

En opinión de Zapatero, el PP omite en sus críticas el factor de una crisis internacional que "afectó de manera singular a algunos países que, como España, habían acumulado un proceso de endeudamiento en el sector inmobiliario, lo que supuso un golpe muy fuerte".

Añadió que el 70% de los cerca de tres millones de puestos de trabajo perdidos durante la recesión se deben a la expansión inmobiliaria originada por leyes aprobadas en la primera legislatura del Gobierno de José María Aznar (1996-2000), pues proceden del sector de la construcción.

Frente a eso, se jactó de haber aumentado la cobertura social: en abril de 2003 había un millón de personas sin protección contributiva o asistencial, el mismo número que en febrero de 2011, cuando el paro superaba los 4,5 millones.

"Váyase cuanto antes"

El portavoz del PP, Pío García García-Escudero, dijo: "Nuestra economía podría volver a crecer a buen ritmo, creando otra vez empleo de manera sostenida, pero para ello solo hace falta una cosa: reconozca de una vez su fracaso y váyase cuanto antes", espetó.

El portavoz popular hizo un recorrido por las previsiones del Gobierno desbordadas por la actualidad, incluyendo la contundencia con que aseguró que nunca se llegaría a los cuatro millones de parados o las ocasiones en las que el propio Zapatero o sus ministros anunciaron que se empezaría ya a crear empleo.

Confrontó esas predicciones con los augurios del Banco de España, que prevén los cinco millones de parados y aseguran que será imposible crear empleo neto si el crecimiento no llega al 2%.

Zapatero desoyó los consejos del portavoz del PP y respondió con otro augurio: anunció medidas para que "podamos ver en los próximos meses un proceso de creación de empleo que pueda paliar las abultadas cifras de paro".