columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Una OTAN renovada y más global

El Concepto Estratégico aprobado por la Alianza en Madrid refleja la multiplicidad de amenazas y la unidad de los socios como herramienta de defensa

Soldados alemanes y holandeses en unas maniobras de la OTAN.
Soldados alemanes y holandeses en unas maniobras de la OTAN.Europa Press

La cumbre de la OTAN celebrada en Madrid ha inaugurado una nueva etapa dentro de la vida de una organización de defensa colectiva nacida con vocación regional, pero dispuesta a renovar su propósito con una ambición más global. Se ha destacado como relevante el acuerdo logrado para iniciar el proceso de ampliación a Suecia y Finlandia. No es un asunto menor por la significación que tiene para Europa que países tradicionalmente neutrales perciban a la OTAN como un instrumento necesario para proveer seguridad. Con todo, merece la pena detenerse a señalar algunos aspectos particularmente relevantes del nuevo Concepto Estratégico aprobado y que permite hablar de una OTAN plenamente consciente de la multiplicidad de amenazas en un mundo más hostil y fuertemente comprometida con la unidad de los socios como mejor herramienta de defensa.

La referencia a Rusia como enemigo constituye, sin duda, uno de los aspectos más significativos que contempla el nuevo Concepto Estratégico. Es, de hecho, la primera vez que un documento de esta naturaleza se hace público con una referencia de este calado político. De hecho, estos documentos fueron secretos hasta 1992, momento en el que desaparecieron las referencias a otros países por su condición de enemigos. El tiempo dirá si esta referencia a Rusia dificulta a los Estados de la OTAN impulsar cualquier final negociado a la guerra de agresión que sufre Ucrania. También es novedad la referencia que el documento de estrategia contiene a las armas nucleares. No es menor tampoco la significación política que adquiere para el orden internacional vigente escalar a China a la condición de desafío.

La cumbre de la OTAN también incorpora para España un resultado relevante en la medida en que el nuevo Concepto Estratégico de la OTAN orienta su atención a todas las amenazas procedentes del llamado flanco sur, cualquiera que sea su manifestación. Con ello no se trata tanto de buscar fórmulas sofisticadas para ensanchar el ámbito territorial de aplicación descrito en el Tratado de creación de la Alianza Atlántica, como de elevar la atención de esta organización sobre un área geográfica particularmente sensible para la seguridad de (y en) Europa y, en consecuencia, reforzar así los mecanismos de defensa. Algo que parece obvio para un europeo, pero que no siempre resulta fácil de comprender para aquellos socios cuyos intereses están en otras latitudes.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

La OTAN se presenta tras la cumbre de Madrid como una estructura de defensa colectiva más necesaria y vigorosa que nunca. Los Estados que forman parte de la misma adquieren, como consecuencia de ello, un compromiso exigente en términos presupuestarios que requerirá un esfuerzo añadido de pedagogía política para contar con el respaldo de la ciudadanía. Las cuestiones de seguridad y la defensa han sido una asignatura pendiente en el debate político nacional si bien ahora están llamadas a ocupar cada vez más espacio en la agenda pública e informativa. Finalmente, el éxito de la cumbre de la OTAN de Madrid no debería opacar la importancia que tiene para España impulsar con la misma convicción su compromiso con el fortalecimiento del pilar de seguridad de la Unión Europea incorporándolo a la agenda de la presidencia del Consejo que España asumirá en apenas un año.


50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Mariola Urrea Corres

Doctora en Derecho, PDD en Economía y Finanzas Sostenibles. Profesora de Derecho Internacional y de la Unión Europea en la Universidad de La Rioja, con experiencia en gestión universitaria. Ha recibido el Premio García Goyena y el Premio Landaburu por trabajos de investigación. Es analista en Hoy por hoy (Cadena SER) y columnista en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS