Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Carta abierta a las autoridades de la República de Polonia y a los dirigentes políticos

La mayoría de los medios de comunicación independientes de Polonia se han puesto en huelga, en esta carta exponen sus razones

Imagen de las primeras páginas de los principales medios polacos en los que se lee "Medios sin elección", en Varsovia, este miércoles.
Imagen de las primeras páginas de los principales medios polacos en los que se lee "Medios sin elección", en Varsovia, este miércoles.WOJTEK RADWANSKI (AFP)

El 10 de febrero de 2021, tras una decisión sin precedentes, la mayoría de los medios polacos independientes —cadenas de televisión, emisoras de radio, periódicos, portales de internet, páginas web de información local y regional— se pusieron en huelga. En señal de protesta por el impuesto sobre la publicidad planeado por el Gobierno —al que se ha dado el engañoso nombre de impuesto “solidario por la pandemia”—, los medios independientes del país dejaron de ofrecer sus servicios durante un día.

Los medios polacos independientes, en su mayoría, necesitan los ingresos de la publicidad para subsistir y otro impuesto más destrozará su presupuesto editorial. Con la nueva tasa, las autoridades impedirán que se lleven a cabo investigaciones que cuestan dinero, eliminarán laboriosas comprobaciones de datos y ahogarán las críticas. Así consiguió Orbán deshacerse de los medios libres en Hungría. El 10 de febrero, muchos medios, entre ellos Gazeta Wyborcza, no publicaron ningún artículo ni ninguna noticia aparte de un editorial y una lista conjunta de medios impresos y audiovisuales. Queremos demostrar, todos unidos, la importancia que tienen la libertad de expresión y los medios independientes en un país democrático.

Pedimos a nuestros lectores, espectadores y usuarios su generosidad y su comprensión, puesto que el impuesto con el que los gobernantes populistas de Polonia quieren gravar a los medios de comunicación pone en peligro la existencia misma de la libertad de información en Polonia, de la libertad social y la libertad de expresión en general.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Les rogamos que lean la Carta abierta que figura a continuación, dirigida a las autoridades de la República de Polonia y los líderes de los partidos políticos, y que apoyen la causa de los medios libres e independientes en Polonia:

Les escribimos a propósito del nuevo impuesto a los medios, anunciado recientemente con el engañoso nombre de “contribución solidaria”, con el que el Gobierno quiere gravar a los medios de comunicación independientes de Polonia bajo el pretexto de luchar contra la pandemia de la covid-19. Esta nueva tasa es, en realidad, un tributo que afectará a los espectadores, oyentes, lectores y usuarios de internet polacos, así como a la industria del cine, la cultura, el espectáculo, el deporte y los medios de comunicación. Su introducción equivaldrá a:

1) Debilitar e incluso cerrar varios medios de comunicación de Polonia, lo que reducirá considerablemente la capacidad de los ciudadanos para escoger el contenido que les interesa.

2) Limitar las opciones de financiación para elaborar contenidos de calidad y de interés local. En la actualidad, los medios que presentan ese tipo de contenidos sostienen a cientos de miles de empleados y sus familias y proporcionan a la mayoría de los polacos acceso gratuito a informaciones, espectáculos y acontecimientos deportivos.

3) Agravar la desigualdad de trato que reciben las empresas presentes en el mercado polaco de los medios de comunicación. Al mismo tiempo que los medios controlados por el Estado reciben 2.000 millones anuales de złotys del dinero de los contribuyentes, a los medios privados se les va a cobrar un impuesto adicional de 1.000 millones.

4) Un trato preferente en la práctica a las empresas que no invierten en la elaboración de contenidos polacos y locales, en detrimento de las que más invierten en ello. Según varios cálculos, con el nuevo impuesto, las empresas a las que el Gobierno considera “gigantes digitales mundiales” pagarán solo entre 50 millones y 100 millones de złotys, mientras que los medios más locales tendrán que pagar 800 millones adicionales.

La forma asimétrica y selectiva de decidir las cuotas impuestas a los diferentes medios también es indignante. Además, es inaceptable que en un Estado que proclama su adhesión a los principios del Estado de derecho se intente alterar las condiciones para conceder licencias cuando todavía están en vigor.

Los abajo firmantes, medios de comunicación presentes en Polonia desde hace muchos años, no rehuimos nuestros deberes y responsabilidades sociales. Cada año contribuimos con un número cada vez mayor de impuestos, tasas y cuotas al presupuesto nacional (impuesto de sociedades, IVA, tasa de emisiones, derechos de autor, licencias de emisión, decisiones sobre reservas, tarifas de televisión a la carta, etcétera). Asimismo ayudamos a los grupos más vulnerables de nuestra sociedad a través de nuestras actividades benéficas. Apoyamos a los ciudadanos polacos y al Gobierno en la lucha contra la pandemia, publicando informaciones fiables y proporcionando recursos por valor de cientos de millones de złotys.

Por consiguiente, nos oponemos firmemente a que se utilice la pandemia como pretexto para instaurar otra carga económica más, extraordinariamente pesada, sobre los medios, una carga que seguirá entre nosotros mucho después de que la pandemia de la covid-19 haya terminado.

Firman esta carta: Los responsables de Gazeta Wyborcza, el principal periódico y medio en internet de Polonia, editado por el Grupo Agora, Agencja Wydawnicza AGARD Ryszard Pajura, Agora S.A., AMS S.A., Bonnier Business, Burda Media Polska, CANAL+, Dziennik Trybuna, Dziennik Wschodni, Edipresse Polska, Eleven Sports Network sp. z o.o., Gazeta Radomszczańska, Green Content sp. z o.o., Gremi Media S.A., Grupa Eurozet, Grupa Interia.pl sp. z. o.o., Grupa Radiowa Agory sp. z o.o., Grupa RMF, Grupa ZPR, Grupa Wirtualna Polska, Helios S.A., Infor Biznes, Kino Polska TV S.A., Lemon Records sp. z o.o., Marshal Academy, Music TV sp. z o.o., Muzo.fm sp. z o.o., naTemat.pl, OKO.press, Polityka, Polska Press Grupa, Ringier Axel Springer Polska, STAVKA sp. z o.o., Superstacja sp. z o.o., Telewizja Polsat sp. z o.o., Telewizja Puls sp. z o.o., TIME S.A., TV Spektrum sp. z o.o., TVN S.A., Tygodnik Powiatu Wołowskiego Kurier Gmin, Tygodnik Powszechny, Wydawnictwo Bauer, Wydawnictwo Dominika Księskiego Wulkan, Wydawnictwo Magraf, Wydawnictwo Nowiny, Zakopiańskie Towarzystwo Gospodarcze – Tygodnik Podhalański.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS