Cartas al director
i

Disney, antes, ahora y siempre

Los lectores opinan sobre la “incorrección” en las películas antiguas, el desprecio a las medidas sanitarias y la vigilancia de Hacienda sobre ‘El Rubius’

Peter Pan y Wendy, en la película de Disney (1953).
Peter Pan y Wendy, en la película de Disney (1953).Disney

Ahora resulta que se desaconsejan a los niños películas de Disney que comporten alguna muestra de “incorrección ética”, por lo demás tan extendida en la sociedad. Y yo que creía, con Ferlosio, que Disney hace daño por todo lo contrario. Por favor, procuremos que los niños no vean las películas permitidas de Disney, esas que propagan el blandengue puritanismo que les oculta una realidad cada vez más sucia.

José Carlos Herrero Yuste. Leganés (Madrid)

Es delito

Según la Real Academia Española, delito es “Acción u omisión voluntaria o imprudente penada por la ley”. Visto así, a los que organizan las reuniones descontroladas en las que se desprecian las medidas de alejamiento y precaución —y quizás también a los que participan en ellas— facilitando sin duda la transmisión de la pandemia que sufrimos, solo les falta que la ley lo considere delito para serlo.

En el pasado se dictaron leyes transitorias para circunstancias excepcionales e imprevistas, incluyendo epidemias. Si nuestro ordenamiento jurídico todavía lo contempla, esta parece una ocasión perfecta para hacerlo.

Eliseo Pascual Gómez. Alicante

Y mi madre se fue

”No se puede hacer más por ella”, dijo la doctora. Se había contagiado en la residencia. Hizo tanto por nosotras, y ahora, ahí postrada sin más, sin esperanza. Me pondría en su lugar para salvarla. Tal vez una vacuna de alguien que se saltó el protocolo la hubiera salvado, a ella o a otro cualquiera. Y ellos aparecen como si no hubieran hecho nada malo y se van a sus casas orgullosos.

M. Luisa Tapiador. Madrid

Rubén Doblas Gundersen, conocido como El Rubius, en uno de sus vídeos.
Rubén Doblas Gundersen, conocido como El Rubius, en uno de sus vídeos.

Hacienda pone en aprietos a El Rubius

Rubén Doblas Gundersen, El Rubius, tendrá que estar en Andorra para que Hacienda no le eche el guante. Y tendrá que estar allí más de la mitad del año. Este lunes, la Agencia Tributaria ha anunciado que incluirá en su Plan Anual de Control Tributario una línea específica para poner la lupa sobre youtubers como él. El youtuber dio a conocer a los cuatro vientos hace un par de semanas su traslado al país pirenaico para pagar menos impuestos. Ahora, todo ese bombo mediático ha traído consecuencias.

Óscar Fernández Gómez. Madrid

Proactivos y reactivos

Dicen que hay dos tipos de personas, las que hacen que las cosas pasen y las que sencillamente esperan a que sucedan. La proactividad es la combinación de tener la iniciativa y la propia responsabilidad personal. Las personas proactivas interpretan un mismo hecho de forma harto distinta a las personas reactivas. En un día lluvioso, por ejemplo, una persona reactiva afirmará que se moja porque llueve, mientras que una persona proactiva afirmará que se moja porque se ha olvidado el paraguas. Ambas tienen razón, simplemente cambia su foco de atención. El foco de la persona reactiva no está en su interior, mientras que el de la persona proactiva sí que lo está. La persona proactiva asume responsabilidades sobre el resultado que ha obtenido y ve que podría hacer algo para cambiarlo. Reflexionemos, ¿quién conseguirá con más facilidad sus metas y propósitos?

Martí Mancilla Muntada. Granollers (Barcelona)

Los textos de esta sección tienen que enviarse exclusivamente a EL PAÍS y no deben tener más de 100 palabras (700 caracteres sin espacios). Deben constar nombre y apellidos, ciudad, teléfono y DNI o pasaporte de sus autores. EL PAÍS se reserva el derecho de publicarlos, resumirlos o extractarlos. No se dará información sobre estas colaboraciones. La dirección para escribir en esta sección es CartasDirector@elpais.es



Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50