Columna
i

La verdad importa

El 6 de enero, Trump intentó fundir a negro la democracia en Estados Unidos. Y no lo consiguió

Manifestantes pro-Trump durante el mitin para impugnar la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales de los EE. UU. frente al Capitolio en Washington, el pasado 6 de enero.
Manifestantes pro-Trump durante el mitin para impugnar la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales de los EE. UU. frente al Capitolio en Washington, el pasado 6 de enero.John Minchillo / AP

La verdad importa es una afirmación no compartida por sectores cada vez mayores de la población, infectados de populismo. Trump, desde 2016, ha dado una batalla con éxito: difuminar la barrera entre la verdad y la mentira. Lo verosímil, que tiene apariencia de verdadero, repetido hasta el hartazgo. O incluso, sin necesidad de doblez alguna, la mentira más zafia, reiterada, sirve. Bienvenidos a la postverdad. La Gran Recesión de 2008 dibujó la pista de aterrizaje para el nacionalpopulis...

Más información

Lo más visto en...

Top 50