Columna
i

Imagen

Los seres humanos somos buscadores incansables de sentido

Un lector con mascarilla consulta un libro en una biblioteca de Singapur.
Un lector con mascarilla consulta un libro en una biblioteca de Singapur.

Las hembras de algunos animales poseen un receptáculo, la “espermateca”, dedicado, como su nombre indica, a almacenar el esperma recibido del macho para administrarlo según su leal saber y entender. Así, cuando estas hembras disponen de óvulos, deciden cuáles fecundar y cuáles no con esas muestras atesoradas en sus entrañas. Cada óvulo fecundado deviene un germen con significado, con sentido. Es un poco lo mismo que hacemos nosotros con las letras acopiadas en la memoria (en la letrateca, podríamos decir) al construir con ellas una palabra. De súbito, un grafema suelto, un sonido vacío,...

Lo más visto en...

Top 50