Tribuna
i

Peligro: Netflix ataca a los niños

En la industria norteamericana, las narraciones generalistas están cada vez más en manos de algoritmos, páginas Excel y análisis de datos. Y dan cada vez más miedo

Un niño come un trozo de pizza mientras ve la televisión.
Un niño come un trozo de pizza mientras ve la televisión.Jesús Hellín / Europa Press

Que Netflix es una máquina de propaganda política los espectadores ya lo hemos notado. Somos más de 183 millones los suscriptores en el mundo los que observamos su prodigioso uso de la ficción y el documental con el objetivo de manipular y contar la historia según la ideología de la plataforma que no es otra que el neoliberalismo. No pasa nada, lo aceptamos. Es barato, es nuevo y es fácil. No podía ser más yanqui. Ellos lo saben. ...

Lo más visto en...

Top 50