Columna
i

Segundo mandamiento

La política es la nueva guerra de religión

El ministro del Interior Jorge Fernández Díaz en una fotografía de archivo de 2016.
El ministro del Interior Jorge Fernández Díaz en una fotografía de archivo de 2016.Marta Jara

Dice así: no tomarás el nombre de Dios en vano. Y vendría bien recordárselo a todos aquellos que se lanzan a una cruzada para defender su fe. Como el exministro Jorge Fernández Díaz quien, tras reconocer que “el diablo quiere destruir España”, es lógico que quisiera montar operaciones en la cúpula de Interior para (presuntamente) combatir con métodos mafioso-inquisitoriales a impíos nacionalistas y herejes como el extesorero del partido. Y es que, si tu fin es tan elevado como sacar a tu país de las garras de Satanás...

Más información

Lo más visto en...

Top 50