Columna
i

Soy testigo de un genocidio

Bolsonaro utiliza la covid-19 para hacer una "limpieza étnica"

Una mujer indígena durante el funeral del cacique Messías Kokama, víctima de la covid-19, en el Parque de las Tribos, en la ciudad de Manaos, Amazonas (Brasil).
Una mujer indígena durante el funeral del cacique Messías Kokama, víctima de la covid-19, en el Parque de las Tribos, en la ciudad de Manaos, Amazonas (Brasil).Raphael Alves / EFE

Qué impide que el testigo de un genocidio se convierta en cómplice? Esta pregunta atraviesa las horas de mi día. Entra en mis sueños. Y las respuestas que alcanzo son trágicamente insuficientes. Soy brasileña y testigo del inicio del genocidio de los pueblos indígenas. El coronavirus está contagiando a niños, adultos y viejos a una velocidad alucinante. Sin embargo, el virus no es el responsable. Los responsables son Jair Bolsonaro, los generales de su entorno y todos los que apoyan el Gobierno que ha convertido Brasil (junto con los Estados Unidos de Donald Trump) en el epicentro de la pandem...

Lo más visto en...

Top 50