Prevenir la prematuridad en reproducción asistida: el camino que queda por recorrer

Este martes, 17 de noviembre, Día Mundial del Niño Prematuro, es un buen momento para analizar la relación entre las técnicas de reproducción asistida y los partos precoces

Una doctora mira a través del microscopio una muestra de embrión en el centro de reproducción asistida del hospital Virgen del Rocío en Sevilla.
Una doctora mira a través del microscopio una muestra de embrión en el centro de reproducción asistida del hospital Virgen del Rocío en Sevilla.Paco Puentes

Cada año nacen 15 millones de bebés prematuros: más de uno de cada 10 lo son. De ellos, aproximadamente un millón muere anualmente debido a complicaciones del parto prematuro y muchos de los que sobreviven se enfrentan a una discapacidad de por vida. Estas cifras de la Organización Mundial de la Salud sitúa claramente la importancia del problema de la prematuridad.

Por otra parte, y de forma paradójica, a pesar de que la tasa de natalidad decrece en los países industrializados (y en concreto en España), en estos mismos países aumenta cada año el número de niños nacidos por técnicas de reproducción asistida. Hasta ahora, más de 7 millones de niños han nacido gracias a las técnicas de reproducción asistida y entre un 2 y un 6% de los niños nacidos en Europa son concebidos por esta vía.

Más información
Una madre dando el pecho a su bebé.
Lactancia materna ante la pandemia del coronavirus
Un enfermero coge a un bebé recién nacido.
Bebés prematuros: los bancos de leche materna, bajo mínimos por el coronavirus

En España concretamente han nacido 37.094 bebés gracias a los tratamientos realizados durante 2018, lo que los sitúa por encima del 9% del total de nacimientos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este martes, 17 de noviembre, Día Mundial de la Prematuridad, es un buen momento para analizar la relación entre las técnicas de reproducción asistida y los partos prematuros.

El problema: no se conoce la causa

Los embarazos conseguidos con técnicas de reproducción asistida tienen un mayor riesgo de resultados neonatales adversos, como el parto prematuro, que se ha asociado, sobre todo, al embarazo múltiple. Sin embargo, está también demostrado que el riesgo de parto prematuro es mayor en los embarazos únicos de reproducción asistida frente a los embarazos espontáneos.

Aunque la disfunción ovárica y la alteración del entorno endometrial a través de la reproducción asistida pueden ser factores clave para explicar el aumento de las tasas de parto prematuro, independientemente de la edad y la infertilidad, dada la complejidad de los mecanismos biológicos en la reproducción asistida, no se han propuesto soluciones para explicar los hallazgos. Por tanto, está aún por determinar si los resultados neonatales adversos son consecuencia de procedimientos específicos de reproducción asistida o por la infertilidad inicial o por ambas causas.

Además, las características maternas como el peso, el tabaquismo, el diagnóstico de infertilidad, la raza, el nivel socioeconómico y la etnia podrían desempeñar un papel en la determinación de los efectos neonatales adversos.

Qué ocurre en España

El Ministerio de Sanidad y la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) presentaban en octubre los resultados del Registro Nacional de Actividad 2018 en el cual han participado 319 centros que realizan tratamientos de fertilidad en España.

Los datos del registro de la SEF muestran que nacieron en ese año 4.142 prematuros. Aproximadamente un 14% de los partos prematuros corresponden a niños nacidos por fecundación in vitro con ovocitos propios y un 19% con ovocitos donados. De estos bebés prematuros, un 1% fue extremo (entre la semana 20 y 27) y un 3% entre la semana 28 y 32. Las diferencias entre técnicas pueden deberse a una mayor edad de las mujeres en los tratamientos con donación de ovocitos, lo que podría aumentar el riesgo de prematuridad.

Una buena noticia es que los embarazos múltiples han descendido gracias a la concienciación por parte de los profesionales y las pacientes sobre la peligrosidad de la gestación múltiple. De esta forma, la marcada reducción en los nacimientos múltiples por medio de estas técnicas (de un 21% hace algunos años a un 13% actual) ha mejorado significativamente los resultados perinatales de los niños nacidos por técnicas de reproducción asistida.

El tener conocimiento de estos datos es importante a la hora de comparar los resultados perinatales en función de la técnica de reproducción asistida y poder así optimizar la atención de las pacientes embarazadas.

La solución: prevenir la prematuridad

Cada vez más, en todo el mundo se están realizando registros de vigilancia sobre los resultados obstétricos y perinatales de las técnicas de reproducción asistida. Como ya he mencionado, en España, tenemos el Registro SEF, obligatorio desde hace cinco años para todos los centros de reproducción asistida. Este Registro ofrece una oportunidad única para monitorizar los aspectos de seguridad de estas técnicas. Ampliar la vigilancia sobre los resultados de la reproducción asistida beneficiará a la población que utiliza estas técnicas y aportará información que ayude a prevenir la prematuridad en reproducción asistida.

Ya que la mayoría de los estudios sobre la relación entre el modo de concepción y el aumento de la prematuridad no evalúan los factores parentales relacionados con la infertilidad, es muy difícil separar la contribución de la infertilidad per se a la del tratamiento de reproducción asistida. Este debería ser un tema importante que desarrollar en futuros estudios.

Por último, uno de los puntos más importante en la prevención de la prematuridad es la información. Los profesionales deben concienciar a las pacientes del aumento del riesgo de parto prematuro asociado con tratamientos de fertilidad para que puedan tomar decisiones informadas.

Por estos motivos, desde la Fundación NeNe, cuyo fin último es reducir las tasas de discapacidad asociada a los problemas neurológicos de presentación neonatal, queremos hacer hincapié en la importancia de la prevención de la prematuridad asociada a las técnicas de reproducción asistida.

*Rocío Núñez Calonge: Experta en Reproducción Asistida y Bioética Miembro del Patronato de la Fundación NeNe

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS