Elecciones EE UU

Un tribunal de apelaciones falla a favor de que Trump entregue sus declaraciones de impuestos a la Fiscalía

La defensa del presidente estadounidense tiene la opción de volver a llevar el caso al Tribunal Supremo

El presidente Donald Trump entrando al Marine One en Bethesda, Maryland.
El presidente Donald Trump entrando al Marine One en Bethesda, Maryland.Evan Vucci / AP

Donald Trump sufre un nuevo revés en su cruzada para mantener ocultas sus declaraciones de impuestos de los últimos ocho años. Un tribunal de apelaciones de Manhattan ha fallado este miércoles que el presidente estadounidense debe entregar sus datos financieros a un fiscal de Nueva York. Ahora la defensa de Trump tiene la opción de recurrir y, de hacerlo, el caso terminaría por segunda vez en el Tribunal Supremo, que en esta ocasión se tendría que pronunciar sobre si las demandas de información fiscal son demasiado amplias y han sido emitidas de mala fe, como acusan los abogados del mandatario.

El fiscal de distrito Cyrus Vance quiere acceder a los impuestos del mandatario como parte de una investigación sobre los supuestos pagos a dos mujeres para silenciar relaciones sexuales extramatrimoniales, algo que el republicano ha negado. Las pesquisas buscan determinar si hubo un esfuerzo para ocultar los pagos en los documentos fiscales etiquetándolos como gastos legales. En agosto se dio a conocer que Vance también indaga una posible actividad criminal en la Organización Trump ejercida desde hace más de una década, en la que hubo supuestos fraudes de seguros y bancarios.

Los abogados del republicano habían intentado bloquear la entrega de las declaraciones de impuestos alegando la “inmunidad” del presidente mientras ocupe el cargo. El pleito judicial llegó hasta el Supremo, que el pasado julio dictaminó que “ningún ciudadano, ni siquiera el presidente, está categóricamente por encima del deber común de aportar pruebas cuando se le requiere en un proceso penal”, dando luz verde a que los tribunales siguieran adelante con las demandas de información.

Tras el fallo del máximo órgano de justicia en Estados Unidos, el caso regresó a los tribunales inferiores de Nueva York. La defensa de Trump cambió sus argumentos para bloquear la información, dejando de lado el tema de la inmunidad, y ahora acusa que las solicitudes son demasiado amplias y han sido emitidas de mala fe. El juez federal Victor Marrero rechazó en agosto estos argumentos y el caso acabó en el tribunal de apelaciones de Manhattan. Con el fallo de este miércoles, los abogados de Trump pueden llevar el asunto otra vez al Supremo.

A pesar de los esfuerzos de Trump por mantener su información fiscal alejada del ojo público, algo que no había hecho ningún presidente estadounidense en los últimos 40 años, The New York Times reveló hace un par de semanas los detalles de sus declaraciones en las últimas dos décadas. Los documentos desvelan que el magnate neoyorquino no pagó impuestos federales sobre ingresos en 10 de los últimos 15 años, en gran medida porque declaró pérdidas mayores que sus ingresos en lo que respecta a sus empresas. Solo desembolsó 750 dólares en 2016, y el mismo monto al año siguiente.

La exclusiva del Times también reveló que Trump es responsable individual de más de 420 millones de dólares de deuda. Según el periódico estadounidense, puede que el mandatario se esconda detrás del Gobierno federal para sortear a los prestamistas. La millonaria deuda será más problemática para el republicano si es reelegido presidente, ya que el plazo de pago al Deutsche Bank vence próximamente.

Ahora es probable que quien decida si debe o no hacer pública la información fiscal sea el Tribunal Supremo. Trump ya ha nombrado a dos de los nueve miembros que componen la Corte. La muerte de la juez progresista Ruth Bather Gingsburg a mediados de septiembre le dio la opción de colocar a un tercer juez y terminar por inclinar la balanza del alto tribunal hacia el conservadurismo. La próxima semana arrancan las comparecencias en el Senado sobre el nombramiento de la juez Amy Coney Barrett. Los republicanos cuentan con los votos suficientes para confirmar a Barret antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Suscríbase aquí a la newsletter sobre las elecciones en Estados Unidos

Más información