Proud Boys, el grupo de ultraderecha solo para chicos que Trump se negó a condenar

El presidente estadounidense hace un llamamiento a “retroceder y esperar” al grupo que el FBI vincula con el nacionalismo blanco y la misoginia

Un miembro del grupo extremista de derecha Proud Boys, en Portland.
Un miembro del grupo extremista de derecha Proud Boys, en Portland.John Locher (AP)

Donald Trump se negó a condenar al supremacismo blanco en el primer debate presidencial de Estados Unidos. Cuando el presentador de Fox News Chirs Wallace le preguntó directamente si estaba dispuesto a hacerlo, el mandatario respondió que sí y pidió que le dijeran a quién debía condenar. Su rival, Joe Biden, sugirió a los Proud Boys, un grupo de extrema derecha. “Proud Boys, retroceded y quedaos a la espera”, replicó el republicano; un llamamiento que encendió las redes sociales. El candidato demócrata enviaba este miércoles al grupo un mensaje opuesto, que hizo extensible a todas las organizaciones supremacistas blancas: “Cesen y desistan”, sostuvo Biden en una rueda de prensa en Alliance, Ohio, un Estado clave en las elecciones del 3 de noviembre.

En 2016, cuando Trump lideraba la campaña para llegar a la Casa Blanca, el activista de derecha canadiense-británico Gavin McInnes fundó los Proud Boys (literalmente, chicos orgullosos), un grupo en el que solo se aceptan hombres. Extendieron su retórica nacionalista, antimusulmana y misógina a través de las cloacas de Internet. En cuestión de meses sus miembros comenzaron a participar en manifestaciones de extrema derecha, con sus distintivas camisetas negras y amarillas. Fueron parte de los disturbios que se desataron en Charlottesville en 2017, cuando un simpatizante neonazi arrolló con su vehículo una protesta antirracista, matando a una persona e hiriendo a 19.

Trump levanta el puño antes de subir al avión presidencial en su viaje a Minnesota para hacer campaña electoral. En vídeo, el presidente de Estados Unidos sigue sin condenar al supremacismo blanco en el primer debate electoral.LEAH MILLIS / REUTERS (VÍDEO: EPV)

Trump responsabilizó entonces a ambos bandos, alegando que “había gente mala en un lado y también muy violenta en el otro” y que “había gente muy buena en ambos lados”.

Los Proud Boys se describen como “chovinistas occidentales” que se aburrieron de pedir disculpas por “crear el mundo moderno” y descartan sus vínculos con el supremacismo blanco. Sin embargo, el FBI los clasifica como un “grupo extremista con vínculos con el nacionalismo blanco” y el Southern Poverty Law Center (SPLC), la institución de referencia en el estudio del extremismo en EE UU, lo incluye en el listado de grupos de odio del país. A pesar de que McInnes rompió los lazos con el grupo en noviembre de 2018, demandó al SPLC a principios de 2019 por difamación.

En un año marcado por las protestas contra el abuso policial hacia los afroamericanos, los Proud Boys han organizado manifestaciones contra el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan). En Portland (Oregón), donde llevan más de 100 días de disturbios raciales, el grupo de extrema derecha organizó recientemente una manifestación en apoyo a Trump. Llegaron cerca de 200 personas, algunas de ellos armados. Cuando se discutió en el debate sobre Portland, Trump volvió a responsabilizar a los Antifa, un movimiento amorfo de activistas que comparten causas diversas como la lucha contra el racismo, la homofobia, y están vinculados a la extrema izquierda.

Después del llamamiento a los Proud Boys, Trump remarcó que “alguien” tenía que hacer “algo” con los Antifa y la izquierda. “Este no es un problema de la derecha, es un problema de la izquierda”, sostuvo. Biden contraatacó argumentando que el propio director del FBI, Chris Wray, explicó hace dos semanas que Antifa “es una idea, no una organización”. El presidente estadounidense desmereció el comentario y advirtió de que era un grupo radical y peligroso. “Pero su propio director del FBI dijo”, insistió Biden, cuando fue interrumpido por el republicano que zanjó el tema asegurando: “¿Sabes qué?, está equivocado”.

Acabado el debate, comenzó a circular en Twitter un pantallazo de las respuestas de los miembros de Proud Boys publicadas en la plataforma Parler. Los actuales presidentes del grupo, Enrique Tarrio y Joe Biggs, escribieron entre otros mensajes: “El presidente Trump les dijo a los Proud Boys que se quedaran a la espera porque alguien necesita lidiar con los Antifa… Bueno, señor, ¡estamos listos!”. Biden compartió la publicación acompañada de un mensaje: “Este es el Estados Unidos de Trump”.

Hace una semana el presidente se comprometió en un acto en Atlanta (Georgia) a designar a Antifa y al Ku Klux Klan como organizaciones terroristas. El Departamento de Seguridad Nacional advierte de que los supremacistas blancos son la amenaza terrorista nacional “más persistente y letal” que enfrenta EE UU hasta el 2021, según documentos obtenidos por medios locales este mes.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS