_
_
_
_
_

Líderes de Occidente expresan en Kiev su apoyo a Ucrania en el segundo aniversario de la guerra

La presidenta de la Comisión Europea, acompañada por los mandatarios de Italia, Canadá y Bélgica ensalza “la extraordinaria resistencia del pueblo ucranio”

Desde la izquierda, Volodímirr Zelensky, presidente de Ucrania; Giorgia Meloni, la primera ministra de Italia; Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, este sábado en Kiev tras de ofrecer una conferencia de prensa conjunta.Foto: FILIPPO ATTILI (EFE) | Vídeo: Reuters / Gobierno de Ucrania

Cuatro líderes occidentales han llegado este sábado a Kiev para mostrar su solidaridad con Ucrania en el segundo aniversario de la invasión a gran escala de Rusia, que ha costado decenas de miles de vidas y asolado la economía del país. Los primeros ministros de Italia, Canadá y Bélgica —Giorgia Meloni, Justin Trudeau y Alexander De Croo— viajaron con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un tren nocturno desde la vecina Polonia. Su presencia pretende subrayar el compromiso de Occidente de ayudar a Ucrania, a pesar de la creciente escasez de suministros militares, que afecta a su actuación en el campo de batalla, donde Moscú está ganando terreno.

Von der Leyen escribió en la red social X que acudió a Kiev “para celebrar la extraordinaria resistencia del pueblo ucranio”. Y añadió: “Ahora, más que nunca, apoyamos firmemente a Ucrania. Financiera, económica, militar y moralmente. Hasta que el país sea finalmente libre”. Se espera que Meloni y Trudeau firmen pactos de seguridad con el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, durante su breve estancia, en línea con los acuerdos alcanzados recientemente con Francia y Alemania por valor de miles de millones de dólares.

Sin embargo, la ayuda de 61.000 millones de dólares prometida por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está bloqueada por los republicanos del Congreso, lo que ensombrece las esperanzas de Kiev de hacer retroceder al ejército ruso, mucho más numeroso y mejor abastecido. Biden tiene previsto participar en una videoconferencia con los líderes del Grupo de los Siete (G-7). Italia, que ostenta la presidencia rotatoria del G-7, organizó la convocatoria, afirmando que era vital desafiar la percepción de que Occidente se había cansado del conflicto y que Rusia estaba ganando.

Desde la izquierda, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni; el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro belga, Alexander De Croo, este sábado en Kiev.Foto: FILIPPO ATTILI (EFE) | Vídeo: Reuters

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, prometió en Kiev seguir colaborando “para defender” el país. “Ucrania es parte de nuestra casa y haremos nuestra parte para defenderla”, dijo Meloni, que, como presidenta de turno del G-7 ha organizado este sábado una videoconferencia con los líderes de los países del grupo. “Este lugar es el símbolo del fracaso de Moscú y del orgullo de Ucrania, aquí se frenaron los planes de Putin, nos recuerda que hay algo más fuerte que los misiles y la guerra, el amor por la tierra y la libertad”, agregó Meloni en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

Cuando los tanques y la infantería rusos cruzaron la frontera antes del amanecer del 24 de febrero de 2022, los 40 millones de ucranios desafiaron las expectativas —y los mejores planes del Kremlin— al contenerlos y evitar una derrota ampliamente pronosticada. Pero a medida que la guerra entra en su tercer año, los reveses en el frente oriental han dejado al ejército ucranio en una situación vulnerable. Zelenski ha advertido de que Rusia, dirigida por el presidente Vladímir Putin, podría no detenerse en las fronteras de Ucrania si sale victoriosa. Putin rechaza tales afirmaciones como tonterías. Considera la guerra como una lucha más amplia con Estados Unidos, que, según la élite del Kremlin, pretende separar a Rusia. Occidente, por su parte, ve la invasión como un acto de agresión injustificado que debe ser repelido.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Homenaje a los muerte durante la guerra cerca de la plaza Maidán de Kiev, este sábado.
Homenaje a los muerte durante la guerra cerca de la plaza Maidán de Kiev, este sábado.Efrem Lukatsky (AP/ LaPresse)

Actos en toda Ucrania

Este sábado se celebrarán actos en toda Ucrania para conmemorar el aniversario, incluido un servicio religioso en memoria de los fallecidos en Bucha, al norte de Kiev, escenario de algunos de los peores crímenes de guerra del conflicto. El fiscal general de Ucrania declaró el viernes que había abierto investigaciones sobre más de 122.000 presuntos casos de crímenes de guerra en los últimos dos años. Rusia niega haberlos cometido. La conmoción inicial de la invasión se transformó gradualmente en familiaridad y luego en fatiga, a medida que el mundo observaba cómo los avances rusos iniciales y la impresionante contraofensiva ucrania de finales de 2022 se convertían en una guerra de trincheras agotadora y de desgaste.

En escenas que recuerdan a los campos de batalla de la I Guerra Mundial, los soldados bajo el fuego de la artillería pesada mueren por millares, a veces por unos pocos kilómetros de terreno. Ambos bandos han desarrollado enormes y cada vez más sofisticadas flotas de drones aéreos, marítimos y terrestres para la vigilancia y el ataque, un uso sin precedentes de vehículos no tripulados que podría señalar el camino a futuros conflictos.

Rusia, con una población mucho mayor para reponer las filas del ejército y un mayor presupuesto militar, podría verse favorecida por la prolongación de la guerra, aunque los costes han sido enormes para Moscú, que trata de sortear las sanciones y una creciente dependencia de China. La posición de Ucrania, sin embargo, es más precaria. Aldeas, pueblos y ciudades han sido arrasados, las tropas están exhaustas, la munición se agota y los misiles y drones rusos caen casi a diario.

Rusia registró este mes su mayor victoria en nueve meses, capturando la ciudad oriental de Avdiivka y poniendo fin a meses de mortíferos combates urbanos. Sin embargo, Zelenski se mostró desafiante ante el aniversario. “Estoy convencido de que nos espera la victoria”, ha dicho a los diplomáticos en Kiev esta semana en un emotivo discurso. “En particular, gracias a la unidad y a vuestro apoyo”. Decenas de miles de soldados han muerto en ambos bandos y decenas de miles más han resultado heridos, mientras que miles de civiles ucranianos han perecido.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha afirmado en las redes sociales que España estará con Ucrania “el tiempo necesario”. “Debemos mantener una actitud firme frente a Putin. Exigimos el fin de la agresión rusa y el respeto a la integridad territorial de Ucrania. España estará con Ucrania el tiempo necesario”, ha expresado.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_