_
_
_
_
_

Zelenski intensifica los esfuerzos diplomáticos para mantener el apoyo militar de Estados Unidos

El presidente ucranio se reúne con el secretario de Defensa estadounidense y con el presidente de la Fox, la televisión próxima a los republicanos que critica la ayuda armamentística para Kiev

El secretario de Defensa de EE UU, Lloyd Austin (a la derecha) saluda al ministro ucranio de Defensa, Rustem Umerov, este lunes en Kiev.Foto: W.G. DUNLOP (AFP) | Vídeo: EPV

La guerra en Ucrania será larga y la prioridad es “garantizar que el país mantiene suficiente apoyo internacional para el año que viene”. Son palabras expresadas el domingo por su presidente, Volodímir Zelenski. La principal amenaza para los intereses ucranios, más allá de las tropas rusas que ocupan su territorio, es el bloqueo legislativo del Partido Republicano para que Estados Unidos mantenga su ritmo de ayuda militar. Zelenski ha celebrado este lunes en Kiev dos reuniones que se entienden en este contexto: una, con el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin; la otra, con el presidente de la cadena Fox, Lachlan Murdoch.

Los medios ucranios han destacado la cita de Zelenski con Murdoch sobre la de Austin. La influencia de la Fox como medio de referencia de los votantes del Partido Republicano es determinante, y hasta ahora ha mantenido una posición editorial próxima a los críticos con la asistencia económica a Kiev, pues la consideran un derroche de dinero. El principal de ellos es el expresidente Donald Trump. “Por la razón que sea, la gente se imagina que la guerra es como una película y que no hay largas pausas, y que habrá sorpresas cada día. Pero no, esto no acabará tan rápido como queríamos”, afirmó el mandatario ucranio. Zelenski, según la oficina presidencial, también detalló a los representantes de la Fox su plan de paz, que pasa por el retorno de todos los territorios anexionados ilegalmente por Rusia. Destacadas voces del Partido Republicano, con presencia en la Fox, argumentan que Ucrania deberá inevitablemente ceder parte de sus provincias a Moscú.

La presidencia ucrania ha dado a la visita de Murdoch la misma importancia que otorga a los jefes de Estado más relevantes. Antes del encuentro con Zelenski, la comitiva de la Fox se reunió con la mano derecha del presidente, Andrii Yermak, y participó en una sesión informativa sobre la situación del conflicto con presencia de altos mandos militares, el más destacado, el comandante del Ejército de Tierra, Oleksandr Sirskii. Zelenski también entregó una Medalla al Mérito al periodista de la Fox Benjamin Hall, que perdió una pierna en un ataque ruso en marzo de 2022.

Coincidiendo con el viaje de Murdoch, el secretario de Defensa estadounidense ha visitado por sorpresa Kiev junto al comandante del ejército de Estados Unidos en Europa, Christopher Cavoli. Ambos han tratado con la cúpula política y militar ucrania la situación en el frente y el estado de los suministros del Pentágono a las Fuerzas Armadas Ucranias. La partida de 60.000 millones de dólares que el presidente estadounidense, Joe Biden, quiere destinar a Kiev está congelada por el bloqueo en el Congreso y en el Senado que impone el Partido Republicano.

El tiempo corre en contra de Ucrania porque el Pentágono advirtió el 10 de noviembre de que ya había consumido el 95% de los 62.000 millones de dólares aprobados anteriormente para asistir a las tropas ucranias. Los arsenales de los aliados de Ucrania en la OTAN ya están bajo mínimos y el propio jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valeri Zaluzhni, admitía a principios de noviembre que no contempla que la situación, en cuanto al suministro de munición, mejorase en, por lo menos, un año; lo que hace “muy improbable” que en 2024 haya grandes avances en el frente.

“El mensaje que le traigo, señor presidente, es que Estados Unidos está con vosotros. Estaremos con vosotros en el largo plazo”, ha dicho Austin a Zelenski. Estas palabras fueron ampliamente subrayadas por los medios ucranios porque matizan —con un mensaje menos incondicional— lo que frecuentemente se ha manifestado desde la Casa Blanca, empezando por el propio presidente Biden: “Estaremos con vosotros el tiempo que sea necesario”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A la posición republicana crítica con el “cheque en blanco” para Kiev, como han definido por escrito destacados congresistas conservadores, hay que sumar que Estados Unidos prioriza el apoyo militar a Israel en su invasión de Gaza y el refuerzo de su presencia militar en Oriente Medio. La crisis en Gaza, reconoció la semana pasada Zelenski, está afectando sustancialmente al ritmo de transferencias militares para Ucrania, sobre todo, de munición para la artillería.

Ceses de altos cargos

La víspera de la visita de Austin y Murdoch, Zelenski anunció que cesaba a la comandante de las Fuerzas Médicas del ejército ucranio Tetiana Ostashenko. En los últimos meses, Ostashenko ha centrado las críticas por la mala preparación de los servicios de atención sanitaria para las tropas en combate y también a causa de la mala calidad de los equipos. Zelenski apuntó a ambos asuntos a la hora de justificar su relevo. Ucrania ha tenido que hacer frente a un ejército cuyos activos se han multiplicado casi por cinco en un año, incorporando en tiempo récord unidades paramédicas a un frente de guerra de 1.800 kilómetros, no visto en Europa desde la II Guerra Mundial.

Además del cese de Ostashenko, el consejo de ministros ha relevado este lunes a los dos principales mandos del servicio de ciberespionaje ucranio. Yurii Shchihol y Viktor Zhora están siendo investigados por la Fiscalía anticorrupción por supuestamente favorecer entre 2020 y 2022 a un grupo de empresas, adquiriendo sus programas informáticos a cambio de sobornos valorados en 1,5 millones de euros. Tanto el Gobierno estadounidense como la Comisión Europea exigen a Kiev profundas reformas contra la corrupción endémica que todavía afecta a Ucrania.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Cristian Segura (enviado especial)

Escribe en EL PAÍS desde 2014. Licenciado en Periodismo y diplomado en Filosofía, ha ejercido su profesión desde 1998. Fue corresponsal del diario Avui en Berlín y posteriormente en Pekín. Es autor de tres libros de no ficción y de dos novelas. En 2011 recibió el premio Josep Pla de narrativa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_