_
_
_
_

El Partido Republicano pone condiciones para su primer debate de primarias, el 23 de agosto

El encuentro se celebrará en Milwaukee, pero solo podrán participar los candidatos con un mínimo de donantes y de intención de voto

Republican National Committee Chairman Reince Priebus
El presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, se dirige a la audiencia antes del debate de los candidatos republicanos en Miami de marzo de 2016.Carlo Allegri (REUTERS)
Miguel Jiménez

Ya hay fecha y lugar. Falta saber quiénes serán los participantes. El Comité Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés) ha dictado las reglas para el primer debate entre los candidatos a la nominación para las elecciones presidenciales de 2024. El encuentro tendrá lugar en Milwaukee (Wisconsin) el 23 de agosto próximo. Dado lo concurridas que están las primarias republicanas, el RNC exige unos requisitos mínimos para poder participar. Si demasiados candidatos cumpliesen las condiciones, el debate se celebraría en dos vueltas: parte de los candidatos el 23 de agosto y otra parte, al día siguiente.

La gran incógnita, sin embargo, sigue siendo si el expresidente Donald Trump, favorito en las primarias republicanas, se prestará a participar. Hasta ahora ha dado indicaciones de que prefiere quedarse al margen y no arriesgar la cómoda ventaja de que goza en las encuestas frente a Ron DeSantis, su rival más fuerte, y el resto de candidatos.

La presidenta del RNC, Ronna McDaniel, ha anunciado que habrá que cumplir criterios de cuatro tipos para participar en el debate: estatus del candidato, situación en las encuestas, recaudación de fondos y compromisos del candidato. El primero en realidad se reduce a ser formalmente un candidato registrado legalmente.

En cuanto a la intención de voto, tiene que tener al menos un 1% en tres encuestas nacionales o, alternativamente, un 1% en dos encuestas nacionales más un 1% en una encuesta estatal de dos estados diferentes de los primeros de las primarias (Iowa, New Hampshire, Nevada, Carolina del Sur). Para que una encuesta sea reconocida por el RNC, la muestra debe ser de al menos 800 probables votantes republicanos registrados, mediante una combinación de llamadas en directo, respuesta de voz integrada, paneles en línea y/o mensajes de texto.

Además, el sondeo no debe ponderar excesivamente las respuestas de ninguna cohorte individual más allá del margen de error de la encuesta, ha de formular la pregunta sobre la preferencia presidencial antes de cualquier pregunta que pueda permitir un sesgo potencial y no estar realizada por una empresa de sondeos vinculada a un candidato o comité de candidatos.

40.000 donantes

Conocer lo que pasa fuera, es entender lo que pasará dentro, no te pierdas nada.
SIGUE LEYENDO

Para participar en los debates los candidatos deben tener un mínimo de 40.000 donantes diferentes al comité principal de campaña presidencial del candidato (o comité exploratorio), con al menos 200 donantes por estado o territorio en más de 20 estados y territorios.

El RNC aprovecha la organización de los debates para exigir a los candidatos que asuman una serie de compromisos, entre los que destacan el de no participar en ningún debate no autorizado por el RNC durante el resto del ciclo electoral y el de apoyar al candidato final del partido.

El cumplimiento de todos esos requisitos debe acreditarse ante el RNC a más tardar 48 horas antes del primer debate programado.

Los candidatos se colocarán en el escenario en función de las encuestas, con el candidato con mayor intención de voto en el centro. Los criterios para futuros debates pueden incluir umbrales más altos tanto en lo referido a encuestas como a donantes para hacerlos más selectivos y eliminar candidatos sin opciones reales.

“El RNC se compromete a poner en marcha un proceso de primarias justo, neutral y transparente, y los criterios de calificación establecidos pondrán a nuestro partido y al eventual candidato en la mejor posición para recuperar la Casa Blanca en noviembre de 2024”, ha señalado a través de un comunicado la presidenta del RNC, Ronna McDaniel.

Las primarias republicanas están muy concurridas. El gran favorito es Donald Trump. Su principal rival es el gobernador de Florida, Ron DeSantis. También han entrado ya en carrera de las primarias republicanas la exembajadora de Estados Unidos ante la ONU y exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley; el único senador republicano negro, Tim Scott; el exgobernador de Arkansas, Asa Hutchison; el emprendedor multimillonario del mundo de la biotecnología y azote de la ideología woke Vivek Ramaswamy; el también empresario Perry Johnson; el comentarista político Larry Elder, y el político y hombre de negocios Rollan Roberts, hijo del senador por Virginia Occidental del mismo nombre.

Se espera que la semana que viene hagan oficiales sus candidaturas el exvicepresidente Mike Pence y el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, enemigo declarado de Trump. Además, suenan otros nombres, algunos como probables, otros más especulativos, como los gobernadores de Dakota del Norte, Doug Burgum; de New Hampshire, Chris Sununu, y de Virginia, Glenn Youngkin, entre otros.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_