_
_
_
_

Guerra Ucrania - Rusia: resumen 11/05/2023

El Kremlin reconoce muchas dificultades en la guerra contra Ucrania, pero promete seguir | Kiev asegura haber destruido en Bajmut a la mayoría de la brigada a la que Wagner acusó de huir | El jefe del grupo de mercenarios se vuelve a quejar de que el Kremlin no le entrega suficiente munición

El País

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora del conflicto en Ucrania como servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete.

El anochecer del 442º día de la guerra de Rusia en Ucrania ha estado marcado por el runrún en las redes sociales prorrusas de un avance militar ucranio en varios puntos del frente, que ha obligado al ministerio de Defensa ruso a salir al paso afirmando que la situación está en calma. Pocas horas antes, el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, había afirmado que la anunciada contraofensiva ucrania de primavera tendrá que esperar, dado que aún no cuenta con todas las armas occidentales que precisa, sobre todo vehículos blindados. El empresario ruso Yevgueni Prigozhin, líder y fundador del grupo de mercenarios Wagner, ha afirmado este jueves que, al contrario de lo que dice el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, la anunciada contraofensiva ucrania ya ha comenzado, al menos en Bajmut, donde unidades del ejército ucranio están aproximándose por los flancos. “Lamentablemente”, afirma, esas operaciones “están teniendo éxito en parte”. Las afirmaciones de Prigozhin no han podido ser verificadas de forma independiente. El presidente del Comité Militar de la OTAN, el almirante Rob Bauer, ha advertido este jueves que las fuerzas aéreas y marinas rusas “no están siendo mermadas” pese a la guerra en Ucrania y ha dicho que estas dos unidades “aún siguen siendo muy capaces”. Por contra, los sistemas de misiles y las fuerzas terrestres sí que han sido “seriamente comprometidas y golpeadas” por la invasión, según ha manifestado el almirante Bauer en una entrevista ofrecida durante la Cumbre Europea de Seguridad y Defensa celebrada en Bruselas.

El ministro británico de Defensa ha confirmado que el Reino Unido donará a Ucrania misiles de crucero guiados Storm Shadow, que tienen un alcance por encima de 250 kilómetros, lo que permitirá a Kiev “hacer retroceder a las tropas rusas” presentes en el país. Según Londres, el Gobierno de Volodímir Zelenski se compromete a no usarlo contra territorio ruso. Mientras, un informe británico señala que el ejército ruso reclutó, solo en abril, hasta 10.000 presidiarios para luchar en Ucrania. El Gobierno de Estados Unidos sospecha que las autoridades de Sudáfrica han proporcionado munición a Rusia para su posterior uso en la guerra de Ucrania. El embajador estadounidense en Sudáfrica, Reuben Brigety, ha puesto como ejemplo de la supuesta colaboración un barco ruso que atracó en una base naval cercana a Ciudad del Cabo en diciembre de 2022. “Estamos convencidos de que cargó armas y municiones en ese barco en Simon’s Town mientras regresaba a Rusia”, ha declarado a medios locales, según recoge Financial Times.

Fuentes diplomáticas han afirmado a Reuters que Zelenski tiene previsto viajar a Roma durante el fin de semana para entrevistarse con el Papa Francisco y la primera ministra italiana, Giorgia Meloni. Kiev no ha hecho comentarios sobre la información. El gabinete presidencial ucranio nunca publica detalles de los planes de viaje con anticipación debido a la preocupación por su seguridad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_