_
_
_
_
_

Un tirador de 25 años mata a cinco compañeros de trabajo en un banco de Louisville, en Estados Unidos

El presunto homicida, Connor Sturgeon, fue “neutralizado” por la policía. Nueve personas han resultado heridas y dos de ellas se encuentran en estado crítico

Varios agentes se despliegan en los alrededores del banco donde se ha producido un tiroteo este lunes en el centro de la ciudad de Louisville, Kentucky (EE UU).Foto: MICHAEL CLEVENGER (USA TODAY NETWORK / REUTERS) | Vídeo: EPV
Luis Pablo Beauregard

Un tirador ha matado este lunes a cinco personas en un banco del centro de Louisville, la ciudad más poblada del Estado de Kentucky, en el sureste de Estados Unidos. Connor Sturgeon, el atacante, de 25 años, que también ha muerto en el suceso, tenía una relación con el lugar del crimen. Jacquelyn Gwinn-Villarroel, la jefa interina de policía de la ciudad, ha confirmado esta tarde que era empleado de la entidad donde se han producido los hechos, el Old National Bank. Esto hizo posible que el homicida, armado con un rifle AR-15, pudiera entrar a la sucursal bancaria alrededor de las 8.30 (14.30 en España), antes de que esta abriera sus puertas al público. La respuesta de la policía fue clave para evitar que la tragedia fuera mayor, aunque los disparos también hirieron a nueve personas, dos de ellas ahora en “situación crítica”. Los agentes llegaron al lugar tres minutos después del primer disparo.

La jefa de policía ha identificado esta tarde a las víctimas del incidente. Todas ellas eran empleados del banco. Estos eran Thomas Elliot, de 63 años, el vicepresidente del Old National Bank; Jim Tutt, de 64 años, un ejecutivo; Josh Barrick, de 40 años, y vicepresidente de operaciones de bienes raíces, y Juliana Farmer, de 45 años, una empleada del área comercial. Horas más tarde, las autoridades informaron de una quinta víctima, quien pereció en el hospital: Deana Eckert, de 57 años

El departamento de policía ha afirmado que dos de los heridos son agentes de policía que respondieron a la llamada de emergencia. Uno de ellos, Nickolas Wilt, de 26 años, se graduó de la academia en marzo, recibió un disparo en la cabeza durante la confrontación con el atacante. Wilt fue operado de emergencia y se encuentra “en condición crítica, pero estable”.

En un vídeo publicado en las redes sociales pueden escucharse los disparos dentro de la oficina bancaria. “¡Tirador activo en el banco!”, grita un policía a los peatones. Sturgeon, ha confirmado la policía, estaba transmitiendo en directo el ataque contra sus compañeros de trabajo. Las autoridades están tratando de bajar las imágenes de la Red.

La rueda de prensa de esta tarde, la tercera desde que ocurrió el tiroteo, ha puesto de manifiesto cómo un suceso de estas características puede impactar en una ciudad de tamaño mediano como Louisville, de 630.000 habitantes. El gobernador de Kentucky, el demócrata Andy Beshear, ha señalado que dos de las víctimas eran amigos suyos, uno de ellos, Tommy Elliot, era “una de sus amistades más cercanas”, se lamentó. “Me ayudó a comenzar mi carrera como abogado, me ayudó a convertirme en gobernador y me dio consejos de cómo ser un buen padre... Era un amigo increíble”, aseguró el mandatario en una conferencia de prensa. El político era cliente de la sucursal atacada.

Mitch McConnell, líder de los republicanos en el Senado, emitió un comunicado en el que asegura estar “devastado” por el suceso ocurrido en su Estado natal. El presidente Joe Biden se lamentó por el incidente e hizo un llamado en las redes sociales para que los republicanos actúen para elevar los controles que permiten los accesos a las armas a nivel nacional. “¿Cuándo van a proteger a nuestras comunidades los republicanos en el Congreso?”, escribió el mandatario en Twitter.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Según las primeras versiones del suceso desde la escena del crimen, Sturgeon, un hombre blanco, se licenció en la universidad de Alabama. De acuerdo con la cadena CNN, empezó a trabajar durante los veranos en el Old National Bank en 2018 y se convirtió en empleado fijo de la institución desde abril del año pasado. No se sabe aún qué motivos pudo tener para abrir fuego contra sus excompañeros. La jefa de policía no ha señalado cómo es que el empleado se hizo con el rifle AR-15.

La policía informó en un primer momento vía Twitter de que el tirador había sido “neutralizado”. En la conferencia de prensa, Gwinn-Villarroel, ha especificado que el atacante murió por la respuesta de la policía. Después de confirmarse la muerte del tirador, la zona fue declarada fuera de peligro. El incidente ocurrió en una de las zonas más concurridas de la ciudad, a pocos metros del estadio de béisbol Slugger Field, sede de un popular equipo de ligas menores. Louisville se encuentra junto al río Ohio, la frontera natural con el Estado de Indiana.

Las armas de fuego hacen del Estado de Kentucky uno de los más violentos de EE UU, con 21 muertes anuales por cada 100.00 habitantes (el número 13 entre los 50 Estados), un 44% por encima de la media nacional. Hace apenas dos semanas se produjo otro tiroteo, este en la ciudad de Nashville, en el vecino Estado de Tennessee, que causó seis muertos en un colegio privado. Tres de las víctimas eran niños.

El alcalde de Louisville, Craig Greenberg, llegó al cargo con la promesa de luchar contra la creciente violencia armada y de impulsar algunas iniciativas para hacer más difícil la venta de pistolas y rifles en un municipio que permite llevarlas en público sin necesidad de permisos. Hacia el final de su campaña, un individuo se presentó en sus oficinas y abrió fuego contra él y otras cuatro personas. Una bala le rozó. Hoy ha vuelto a denunciar en una conferencia de prensa el daño que las armas causan a su ciudad. “Soy un sobreviviente de un tiroteo a un lugar de trabajo y sé que la gente, haya sido herida o no, está dolida. Estamos aquí para ustedes”, añadió.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_